Cuando la competitividad entra por la puerta, las Humanidades salen por la ventana.

Reflexionar sobre qué ha sido estudiar Humanidades, nos remite directamente a la vivencia compartida. Y emerge el sentimiento que ha simbolizado al compañerismo: la generosidad. Porque sin generosidad no hay Humanidad posible.
.

Independientemente del porqué se impulsaron estos estudios de segundo ciclo, e independientemente de por qué cada una de nosotras empezó a estudiarla,  el resultado ha sido la creación de un espacio de intercambio intergeneracional entre gente joven y gente con juventud acumulada, que ha constituido una experiencia vital transformadora, de afectos y aprendizaje. Ha sido un ambiente idóneo, donde la motivación por aprender y la pasión por enseñar han hecho que se estudie desde el amor y la responsabilidad, y no desde la obligación impuesta.

Sin lugar a dudas, la labor del profesorado ha sido maravillosa en la gran mayoría de casos, demostrando una profesionalidad docente impecable, y una calidad humana impresionante. Podría decirse que esto es una obviedad, que es su trabajo. Pero no menos cierto es que a los profesores y profesoras se les paga exclusivamente por cumplir su horario lectivo, preparar el currículum docente, y realizar las horas de investigación requeridas. La pasión y la dedicación es algo que no se les reconoce en sus nóminas. Ese es un regalo que se llamaEducación. Y es que no se pueden enseñar las Humanidades sin una coherencia en la práctica diaria, con la Humanidad que se requiere para ello.

Dice el primer párrafo del anteproyecto de la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación) de 2012:

La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y las cotas de prosperidad de un país; su nivel educativo determina su capacidad de competir con éxito en la arena internacional y de afrontar los desafíos que se planteen en el futuro. Mejorar el nivel de los ciudadanos en el ámbito educativo supone abrirles las puertas a puestos de trabajo de alta cualificación, lo que representa una apuesta por el crecimiento económico y por conseguir ventajas competitivas en el mercado global.

Solo en una primera lectura, nos damos cuenta de que se alude de manera explícita tres veces a la competitividad (sin ni siquiera molestarse en usar sinónimos). No hay ni rastro de las Humanidades. Se habla de mercado, pero no de seres humanos; se habla de crecimiento económico, pero no de Justicia Social.

Se habla de ciudadanos… ¿Acaso todas las personas son ciudadanos? ¿Quiénes serán ciudadanos de pleno derecho? En el contexto actual de expropiación de derechos, y por tanto de acceso a los recursos (los derechos no se “recortan”: o están asegurados o se vulneran), ya estamos de facto en una sociedad donde se ha implantado legalmente el apartheid sanitario, y donde, en breve, tampoco tendremos acceso a la Justicia. ¿No vamos acaso hacia una misma situación en el ámbito educativo universitario?

Este es el paradigma educativo que se nos está imponiendo desde hace tiempo. Pero cuandola competitividad entra por la puerta, las Humanidades salen por la ventana. Aplicar la perspectiva economicista a la Educación, es hacer un giro perverso sobre el fin de la misma. Ni las Humanidades, ni la Educación, se pueden medir en términos cuantitativos: sobre cuántas horas de asistencia, cuántos trabajos realizados, sobre las veces que se ha levantado la mano para intervenir… La Educación es un cambio transformador que nos ayuda a posicionarnos críticamente respecto al mundo y respecto a nosotras mismas, para ayudarnos a ser mejores personas. Y en este sentido, no solo ni la eficacia, ni la competitividad no tienen absolutamente nada que ver, sino que en todo caso, lo que hacen es interferir negativamente.

Por ello, deberíamos apelar a que desde nuestra facultad, la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación, se luche para que la Universitat de València, siga siendo una Universidad Pública, en el sentido más amplio de lo público: una Universidad humanista, humana, crítica y trasformadora. Porque el conocimiento no se gestiona, sino que se cuestiona y se construye colectivamente.

La carrera universitaria de Humanidades desaparece porque ya no se nos considera estudiantes, sino clientes. Por ello, cada Grado necesita una cartera suficiente de clientela para poder ser rentable. Este es el paradigma de la competitividad. Tal vez, en este contexto, sea más coherente que las Humanidades dejen de cursarse, pero esperemos, no obstante, que no abandonen definitivamente la Universidad. Quienes sí deberán abandonar la posibilidad de acceder a la Universidad serán quienes no tengan recursos económicos, quienes tengan que compatibilizar los estudios con el trabajo (y/o con la familia), o simplemente, quienes no sean lo suficientemente competitivos.

La Educación no es una mercancía. Pero vivimos en un mundo donde la propia vida se ha mercantilizado, donde el economicismo ha invadido todas las esferas de la vida, y donde lo político (como lo intrínsecamente más humano) y, por tanto, lo público, está desapareciendo de nuestro código social. En este sentido, la Universidad, debería de posicionarse críticamente en vez de entrar en una carrera que ya está perdida de antemano, ya que simplemente con que la Universidad pública pugne por ser competitiva, pierde su significado más auténtico.

Nosotras, las personas que estudiamos y hemos estudiado Humanidades, hemos querido agradecer a todas nuestras profesoras y profesores, ese regalo que nos han hecho, que es compartir su amor por el saber humano, y les pedimos de todo corazón, que sigan haciéndolo como hasta ahora, con la misma pasión, y con la coherencia y el posicionamiento crítico que conlleva ser Humanista.

 

Por Ana I. Fornés Constán, 25 de noviembre de 2012·

(A propósito del acto de Graduación 2005-2012 de la Licenciatura de Humanidades de laUniversitat de València.)

Disponible en internet: https://www.facebook.com/notes/bicho-del-cesto/cuando-la-competitividad-entra-por-la-puerta-las-humanidades-salen-por-la-ventan/511589615526274

¿Qué es ser patriota?

Corría el año 1978.

Las calles, los organismos oficiales, los cuarteles y el gobierno eran terreno abonado de todo tipo de delincuentes comunes (ladrones, violadores, asesinos, torturadores). Algunos eran verdaderos criminales, asesinos, depredadores, algún enfermo mental… y mucho psicópata -una de las consecuencias que produce la impunidad es una rapidísima selección natural favorable a la psicopatía, sobre todo en los puestos directivos-; pero los más no pasaban de vulgares prevaricadores, canalla sinvergüenza y acomodaticia. Las cárceles, y los centros de detención clandestinos, por contra, estaban atestadas de presos (políticos) incluido niños; las cunetas, cada mañana, se sembraban generosamente de cadáveres o se arrojaba a la gente viva al mar, cuyos cuerpos inertes llegaban flotando hasta las playas del Uruguay, dañando de forma insolidaria la “imagen exterior de la nación”. Hubo que aguantar más de una protesta diplomática…: Tanto cadaver arruinaba el turismo!.

Esa noche jugaba Argentina contra Paraguay los cuartos de final del campeonato del mundo de fútbol. Estábamos saliendo de clase, cuando dos compañeros (uno de ellos un tal Navarro -nunca he podido olvidar su nombre-) me abordan a la puerta del colegio  y me preguntan:

– Che, Negro, ¿vas a ver el partido esta noche?

Y yo, ingenuo de mi, contesto…

– No se… a lo mejor, pero no creo, porque mañana tenemos que entregar los trabajos que pidió el profesor…

A ese tal Navarro le cambió la voz. Sus ojos se oscurecieron, y desde lo más profundo de su ser, lleno de odio, despecho y desprecio, me dijo:

– ¿Qué clase de argentino sos, que no vas a apoyar a otros argentinos que están luchando y defendiendo los colores de nuestra bandera frente a los extranjeros?

Luego vino la guerra de Malvinas, los carapintadas, las anmistías, la hiperinflación, los gurús neoliberales, el remate de los bienes, servicios y empresas del Estado y por fin el Corralito; pero para entonces, haber ganado aquel partido, claro, ya no tuvo ninguna importancia.

 

———————————

El siguiente es el link al artículo

¿Quiénes son los patriotas?

Publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 15 de noviembre de 2012

Este artículo analiza el concepto de patriotismo, ampliamente utilizado estos días por las fuerzas conservadoras tanto en España como en Catalunya, para movilizar a la ciudadanía a favor de sus propuestas. El artículo define epistemológicamente el significado de patriotismo, mostrando que el criterio por el cual puede consensuarse el significado de este concepto queda claramente violado por las políticas públicas que tales fuerzas políticas están hoy imponiendo a la población española, incluyendo la catalana.

 

No se puede cobrar a un muerto

Enlace

La eurozona prepara un frente común contra el FMI sobre Grecia

El Eurogrupo alcanza este martes un acuerdo político para evitar una quita de la deuda

¿Alguien sabe lo que quiere decir todo ese palabrerío? Pues deberíamos, porque parece  ser que es la gran cuestión “ética” de nuestro tiempo.

Entre las lindezas que desgrana el artículo, entre otras, dice que:

– Los tecnócratas del FMI han propuesto una QUITA a la deuda pública griega para dejarla en el 120% del PIB (algún tipo de valor mágico, a partir del cual ellos entienden que puede prestarse dinero a los mangantes que gobiernan Grecia). Esta quita no se realiza por cuestiones jurídicas o morales, tipo deuda odiosa, ilegítima, injusta, delictiva, ni mucho menos pretende investigar y aclarar el origen de la misma, sino simplemente por “sentido práctico”…: no se puede cobrar de un muerto.

– Los países europeos,  representados por Berlín, París, Roma y Madrid, acordaron este lunes hacer frente común para impedirlo; esos cuatro países no quieren ahora una “costosa quita”, y menos con las elecciones alemanas a la vista. Y esto, al igual que lo anterior, no se hace por cuestiones jurídicas o morales, tipo deuda odiosa, ilegítima, injusta, delictiva, ni mucho menos pretende investigar y aclarar el origen de la misma, sino simplemente por “sentido práctico”…: no va a haber quita de la deuda pública griega, porque mayoritariamente está en manos de los socios europeos. Y con las elecciones alemanas a la vista.””Roma y Madrid” contra una “quita” a Grecia. Muy edificante. Pasma ver con qué facilidad el esclavo pobre se alía al amo para apalear al mendigo. Le llaman “moral” pero no lo es: “moral” es la que hay que tener para leerlo y seguir tal cual. Está claro que, en este partido, los ciudadanos no pintamos nada.

La vergüenza de Gaza

Israel olvida (y todos nosotros, cada dia) que es “potencia ocupante”, y como tal tiene la obligación de garantizar la seguridad de la población civil, incluso frente a supuestos “terroristas”. Y pongo entre comillas lo de terrorista porque es el estatuto que les da Israel a quienes lanzan cohetes, dado si se les da el estatuto de “combatientes” aumentarían considerablemente sus derechos, y las obligaciones de Israel como potencia ocupante.

Me resulta especialmente triste tener que decir todo esto de un pais y una cultura que admiro profundamente en muchísimos aspectos y de los que admiro a muchísimos de sus ciudadanos, modelos humanos excelentes como los que más, allí donde uno vaya.Pero Israel es rehén de sus propios integristas (como nosotros lo somos de los nuestros) y de su mano se ha convertido en un estado criminal, para vergüenza de sus gente de bien, y para vergüenza de nosotros que con toda negligencia y/o complicidad lo consentimos cada dia.Pero claro, si consentimos “todo” lo que está ocurriendo en casa… ¡qué nos puede importar lo que pase más allá, tan lejos!
Ayer Israel volvió a bombardear la franja de Gaza con el visto bueno de EEUU…
Lo importante es torpedear, como sea, la justa, necesaria e inevitable aspiración palestina a la creación de un Estado independiente, da igual los muertos y el sufrimiento que cueste… sobre todo si son palestinos.
Pero sobre todo, al igual que ya ocurrió en Siria, Libia, o Egipto, lo importante es radicalizar el conflicto hasta tal crueldad y absurdidad, a base de sufrimiento y crimen, que cualquier solución moderada y democrática sea inviable. Porque al fin y al cabo solo es posible llegar a acuerdos (es decir, chanchullos) entre integristas y pistoleros. La democracia y el Estado de Derecho son algo demasiado molesto, tanto allí como aquí.
Por eso, Gaza somos todos.

539956_10151492154682262_2029047481_n.jpg

Del Valle de los Caídos al Ibex 35.

Enlace

Quienes ganaron la Guerra Civil siguen gobernando… y no solo eso: pretenden seguir haciéndolo.

En agosto de 1936, el diario británico The Sunday Express publicó: “Franco se mantiene en la lucha. Pero, ¿cuál es el poder que lo dirige desde detrás de las sombras? Cuando un hombre levanta la mano, Franco obedece. Ese hombre es Juan March”.

¿Alguien sabe quien es March? ¿no? pues deberíamos.

 

Del Valle de los Caídos al Ibex 35.

37 años después de la muerte de Franco, las empresas que se enriquecieron con la construcción de su mausoleo están entre las más poderosas e influyentes del país

Reseña de Alejandro Torrús.

Obama, Mariló y el sistema electoral norteamericano

Enlace

Pasada la resaca de la jornada electoral, en la que todo el planeta (vote UD o no, como en España) ha elegido a su presidente para los próximos cuatro años, viene el momento de detenerse un momento a reflexionar sobre lo ocurrido.

Obama, quien ha incumplido la mayor parte de su programa anterior, no ha cerrado Guantánamo y sigue practicando el más cínico maquiavelismo en las relaciones internacionales, incluyendo la persecución de la libertad de información con todos los recursos del Estado y los paralelos, cosa que a cualquiera debiera meterle un sano y realista miedo (como en el caso de Assange), no es el presidente de nuestro sueños pero la alternativa retrógrada e integrista de Rommey era realmente terrorífica (imaginaos a Mariló como MInistra de Sanidad… porque llegará, partenaire lo más adecuada para completar el integrismo esotérico y religioso de los ministerios de justicia, interior y educación).

Quizás, como comentaba un buen amigo mio hace unos dias, Obama nos lleve a una guerra con Iran para resolver sus problemas de balanza de pagos… pero Rommey, en cambio, lo habría hecho simplemente como cruzada y por amor al prójimo. Aunque al final uno pueda decir “qué mas dá, si el resultado es el mismo”, ¡las formas!, queridos amigos, ¡las formas y los matices no son los mismos!… Y cuando a uno lo están apaleando, os aseguro que las formas y los matices pueden llegar a ser un asunto de lo más importante.

Por lo demás, yendo a la parte más intelectual os dejo con otro interesante artículo de Vicenc Navarro, gran conocedor de EEUU, donde nos ilustra sobre las peculiaridades del sistema electoral en USA.

Lo que no se ha dicho en los medios sobre las elecciones en EEUU

 

Assange, un secuestrado olvidado

Enlace

Antonio Albiñana nos recuerda  en su artículo la vergüenza colectiva que suponen el secuestro de Assange, y su programado y cómplice silencio mediático.

Ya son tántas las víctimas inocentes en esta guerra negada que una más, por muy conocida que sea, debiera ser sólo un número… Pero no es asi, porque esta víctima es especialmente simbólica: representa el valor personal que hay que tener para enfrentarse con la sola arma de la palabra al crimen que medra a la sombra del Estado.

Y resulta paradójico y triste que este secuestro se produzca en Inglaterra, cuna de las luchas modernas contra la tiranía, de la idea libertad y de los derechos del individuo frente a la arbitrariedad del Estado; es paradójico y triste también que ese secuestro se haya producido a instancias de un gobierno cuyo presidente electo se dice progresista y que fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz; y por último, es paradójico y triste que ese secuestro se prolongue impunemente gracias al silencio y pasividad cómplices de todos los estados europeos, también recientemente (y bochornosamente) galardonados con el Premio Nobel de la Paz.

Son solo palabras. Solo por recordar.

———–

Cito a continuación el artículo íntegro.

Assange, un secuestro anunciado, artículo de Antonio Albiñana

“Las noticias conocidas en los últimos días sobre problemas de salud del fundador de Wikileaks, Julian Assange, asilado en un reducido espacio de la pequeña embajada de Ecuador en Londres, ponen de actualidad un asunto injustamente olvidado por los disconformes e indignados del mundo, en el que, sin embargo, están en juego problemas tan importantes como el derecho a la información, la impunidad de la superpotencia estadounidense en graves delitos de lesa humanidad y el respeto a los derechos humanos –el de asilo entre ellos– y al derecho internacional.

Una atonía inducida por Estados Unidos, que abordó el problema Wikileaks con una estrategia de libro: 1. desactivar el interés de los grandes medios que habían pactado con Assange; 2. perseguir a las fuentes; 3. ahogar la financiación de la red, impidiendo las aportaciones voluntarias vía tarjetas de crédito; 4. montar una disidencia interna con elementos celosos de la celebridad de Assange; 5. buscar un presunto punto débil a este último, hurgando en su vida personal, y 6. poner su diplomacia secreta en marcha para obtener la complicidad de Suecia y de Gran Bretaña y llevarse cuanto antes al personaje para juzgarlo como enemigo y cómplice del terrorismo internacional.

Cuando Assange sintió la proximidad de su inmediato traslado a Guantánamo, con escala en Estocolmo o desde Londres directamente, se fue para la embajada de Ecuador y pidió asilo. Ahí es importante destacar que antes de tomar una decisión positiva la cancillería ecuatoriana estudió largamente el problema, realizando dos consultas diplomáticas fundamentales ante Estados Unidos y Gran Bretaña: ¿podrían asegurar por escrito que si entregaban a Assange éste sería juzgado por los presuntos delitos sexuales cometidos en Suecia y que nunca Estados Unidos lo pediría en extradición por su actividad periodística, ni los suecos la concederían, llegado el caso?

Sin respuesta clara, Ecuador pasó a aplicar pulcramente el derecho internacional, concediendo asilo en su legación diplomática al creador de Wikileaks. Este derecho cuenta con dos instrumentos fundamentales: uno, el Estado que da asilo es el que califica la naturaleza de los motivos de persecución al asilado; y dos, el Estado territorial tiene la obligación de extender un salvoconducto para permitir que éste salga del país en el plazo más breve posible.

Los portavoces del decrépito Imperio Británico, reaccionaron con amenazas y falsa dignidad ofendida. Una dignidad de la que carecieron, por cierto, a la hora de conceder la extradición del asesino múltiple Augusto Pinochet, permitiendo su vuelta a Chile a sabiendas de que allí no sería juzgado y de que la enfermedad que le afectaba era una cobarde falsedad. En el caso Assange, los ingleses han llegado incluso a declarar que el derecho de asilo es una cosa de latinoamericanos que no rige en Europa, cuando lo cierto es que se trata de una de las instituciones más antiguas de Occidente y de las democracias.

El “Asylos” griego era un lugar de donde nadie podía ser sacado, localizado en templos, tumbas de héroes, bosques sagrados o determinadas ciudades. En Roma se construyeron lugares dedicados al asilo alrededor de lugares sagrados… la Edad Mediacontinuó con la tradición, incorporada a leyes que fueron desarrolladas con la aparición de los estados modernos y del concepto de soberanía, hasta las declaraciones y normas más importantes del actual derecho internacional.

Con las amenazas de Gran Bretaña de violar el espacio diplomático de la pequeña y nada imperial nación ecuatoriana, la vieja dama indigna trata de ignorar la Declaración Universal de Derechos Humanos (art.14) y hasta la propia Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea(art.18), que consagran el derecho de asilo. Ante la pasividad del resto de naciones, cuyas vergüenzas e hipocresías quedaron al descubierto desde los primeros cables de Wikileaks, en cualquier momento podría producirse un asalto y secuestro de Assange, legalizado mediante una previa y fugaz ruptura de relaciones diplomáticas emprendida unilateralmente por los ingleses.

En los últimos días ha cambiado el cerco masivo de la Embajadade Ecuador en Londres, con la instalación de un camión blanco cerrado y erizado de antenas con las que sin duda se está violando el secreto de las comunicaciones. De ahí a una “acción relámpago” va un paso.

El juez Baltasar Garzón, incorporado a la defensa de Assange, ha alertado sobre la intención de desgastarle anímica y físicamente. También ha puesto al descubierto la hipocresía del montaje, pidiendo que se active el proceso instado por la fiscalía sueca, a la que ha invitado a enviar una comisión rogatoria a Londres para que interrogue al creador de Wikileaks sobre las oscuras acusaciones de episodios privados delictivos en torno a los que Garzón dice tener pruebas concluyentes que probarían su inocencia: “Si nos dan la garantía de que Suecia no extraditará a Assange a Estados Unidos, mañana se acaba todo”, ha declarado el juez, sin ningún eco en los medios internacionales.

De nuevo urge la movilización para impedir el crimen contra la libertad de información, y los derechos humanos en general, que significaría ver a Assange en Guantánamo con mono naranja y grilletes en los pies.”