Esto no es una crisis… es una estafa.

El PIB se compone básicamente de renta del capital + rentas de los salarios + impuestos sobre la producción. Si la masa salarial cae, los impuestos caen, y el PIB se mantiene, lo que se ha producido es un trasvase de las rentas de los salarios a las rentas del capital, y una sobrecarga de los costes del Estado sobre los salarios.

2+2=4 Eso es economía. Lo demás, es solo ideología.

Como se puede ver en el siguiente cuadro el PIB español no ha parado de crecer, desde cuando éramos rematadamente pobres, hasta el dia de hoy (fuente: http://www.datosmacro.com/pib/espana)

Evolución anual PIB España
PIB Mill.€ Var. Anual Fecha
1.063.355€ 0,4% 2011
1.048.883€ -0,3% 2010
1.048.060€ -3,7% 2009
1.087.788€ 0,9% 2008
1.053.161€ 3,5% 2007
985.547€ 4,1% 2006
909.298€ 3,6% 2005
841.294€ 3,3% 2004
783.082€ 3,1% 2003
729.258€ 2,7% 2002
680.397€ 3,7% 2001
629.907€ 5,0% 2000
579.942€ 4,7% 1999
536.917€ 4,5% 1998
505.438€ 3,9% 1997
490.476€ 2,5% 1996
456.495€ 5,0% 1995
425.089€ 2,4% 1994
425.936€ -1,0% 1993
463.263€ 0,9% 1992
443.715€ 2,5% 1991
401.686€ 3,8% 1990
357.882€ 4,8% 1989
302.674€ 5,1% 1988
263.138€ 5,5% 1987
243.382€ 3,3% 1986
226.288€ 2,3% 1985

Ahora bien, si miramos la composición del PIB nos encontramos con que la parte de masa salarial ha ido decreciendo año tras año (salvo el repunte del ’92), al igual que la parte impositiva, con el resultado pristino de que lo que ha aumentado año tras año ha sido la parte de la masa del capital. (Fuente http://www.agarzon.net/entendiendo-la-relacion-entre-salarios-y-beneficios-en-el-caso-real-de-espana/).

Si la masa salarial ha caido y los impuestos también, pese al incremento del PIB, pese al aumento de producción y al aumento de masa laboral… lo que ha caido en todos estos años es el coste laboral, medido en términos de coste vs. productividad.

Es decir, que el aumento de la “tarta”, de la riqueza creada (el PIB) no se ha repartido equitativamente, ni mucho menos. Esto no es nuevo, y no parecía generar problemas mientras estábamos en crecimiento, y mientras cada año parecía que vivíamos mejor que el anterior, aunque la mejora de los de arriba fuera desproporcionadamente mejor que la nuestra. Incluso no pasaba nada, aunque los costes de la administración del Estado recayeran sobre los salarios (concretamente sobe las rentas de 16.000 euros) quedando prácticamente exentas de impuestos las rentas del capital. Es un hecho probado empíricamente que la percepción individual de mejora se situa entre el 5% y el 15% anual, y una forma de generarlo es provocar un aumento del consumo dentro de esos valores…  aunque se trate de un aumento de consumo envenenado, a crédito y no basado en un aumento de disponibilidad real y actual. ¿O a alguien se le escapa que esos han sido los valores de incremento del consumo? (fuente: http://www.euribor.com.es/foro/economia-bolsa-y-actualidad/12655-evolucion-del-consumo-privado-espana.html)

(fuente http://eduardogarzon.net/la-reduccion-de-salarios-en-espana-no-es-un-fenomeno-nuevo/)

Lo que es nuevo, y a eso le llaman crisis, es el aumento del desempleo. Mientras estábamos en una economía en expansión, la caída imparable de los salarios frente al PIB no era problema, pues la caída del porcentaje de la masa salarial se compensaba con el aumento de cantidad de trabajadores (y de los impuestos pagados por esos trabajadores via IRPF o IVA). Pero como los ingresos del Estado se concentran en el impuesto sobre la Renta (IRPF) de los contribuyentes situados en la franja de los 16.000 euros brutos/año, el aumento masivo del desempleo entre la clase media y media baja a derribado la principal fuente de ingresos del Estado. 

Si fuera una “crisis” de verdad, generalizada, la caída del PIB habría sido proporcional a la caída del empleo, pero la realidad es que el PIB se ha mantenido invariable, afectando la “crisis” solo al empleo, a las rentas del trabajo, y consecuentemente a los ingresos del Estado. Como además el Estado ha mantenido la exención fiscal para las grandes empresas y fortunas, ha seguido protegiendo el fraude mediante la reducción de recursos para perseguir a los defraudadores o mediante la amnistía fiscal; y por el contrario ha aumentado las ayudas a los grandes sectores financieros; el déficit público, como no podía ser de otra manera, se ha disparado.

El Estado, dirigido por mamporreros a sueldo de los grupos de poder tradicionales de España, obsecuentes socios locales de los grandes lobbies financieros mundiales, en vez de aumentar la recaudación vía mayor imposición a los que más ganan, o vía persecución del fraude fiscal, o vía protección de la pequeña industria local (creadora de empleo), y así aumentar la protección social y las políticas de empleo o de renta básica aumentando indirecta pero eficientemente la recaudación general, ha optado por adelgazar todo lo que de ordenador, social y redistribuidor pudiera competer al Estado….

Se ha usado la “crisis” -generada y conducida brillantemente por los que mandan- como excusa para desmontar la totalidad del Sistema de Bienestar Social y redistribución, y cargar el coste del desempleo y del rescate a las grandes fortunas y bancos sobre la espalda de los que quedan trabajando y pagando impuestos, y así seguir generando “oportunidades de negocio”. Antes fue el suelo y el consumo, a costa del endeudamiento privado. Ahora es la privatización de los servicios públicos, a costa de la perdida del patrimonio colectivo. Es de “libro”, desde los egipcios hasta ahora.

Generando miedo y confusión, con la complicidad de los medios de comunicación y del cipayismo académico, aprovechando las virtudes ya comprobadas de la mentira repetida mil veces, junto a la ignorancia general y a la necesidad humana y natural de creer y confiar en algo o en alguien, llevamos 4 años sometidos al mayor trasvase de propiedad y capital habido desde la Guerra Civil: el expolio español.

Esto no es una crisis. Es una estafa, deliberada y perfectamente planeada.

De peces, pollos y cerdos

Enlace

De peces, pollos y cerdos.

Asi, sin insultar.

Cuando digo que estamos gobernados por psicópatas, a sueldo de criminales, no es una metáfora… es solo un pequeño eufemismo destinado a no herir la sensibilidad del público infantil.

Media docena de grupos controlan el 90% de la cadena de producción-comercialización-distribución del pack energía-farmacia-armas-drogas-agua-alimentación-información …

Eso es PODER (casi fálico, y a veces sin “casi”), y no ese otro, cutre y grasiento (aunque cada vez menos) de la “soberanía popular”.

Ante eso, los más solo quedamos como meros cómplices pasivos (espectadores) cuando no activos, ya que desde la ignorancia, la impotencia o la ambición, en nombre del “realismo”, algunos participan incluso con entusiasmo. Y dado que ser analfabetos funcionales o psicópatas no es privilegio de la cúspide de la pirámide alimenticia, ni garantía para permanecer en ella, sino que son virtudes que se distribuyen como el agua, naturalmente según capacidades, habilidades y necesidades; el resultado es que hasta entre criminales hay clases sociales, motivo por el cual ser víctima no es sinónimo de ser inocente.

Pero bueno, yendo al pollo: visto lo conocido, y solo vislumbrando lo que todavía nos ocultan… yo me haría vegetariano, pero me temo que tampoco haya ya muchas garantías de no estar comiendo transgénicos y pesticidas … o cualquiera otras cosas peores de las que mejor no hablar. Vamos, que habrá que mirar con lupa el frigorífico. Al menos los que aun tenemos el privilegio de tenerlo medio lleno.

 

————————————————

Link a la noticia:

Los peces comerán pollo y cerdo

Las piscifactorías podrán usar a partir de junio piensos con proteínas de animales no rumiantes. Una práctica que genera recelos tras las «vacas locas»

(ABC L. DANIELE/C. GARRIDO / MADRID Día 07/02/2013 – 02.57h)

Cinco tesis sobre el populismo.

En estos momentos, es absolutamente imposible saber qué consecuencias traerá esta novedosa aplicación de waterboarding (en versión española, es decir, con la cabeza metida en una placa turca) a que nos somete el establishment dia tras dia. Tanto puede resultar que nos crezcan agallas adaptadas a las aguas servidas, como que la montaña de estiercol y escombros acabe sepultándonos a todos. Pero, sea como sea, no hay mal que dure cien años, y más pronto que tarde -esperemos que pronto- todo habrá acabado, y para entonces, si todavía estamos vivos, habrá merecido la pena que nos hayamos preparado mínimamente para el dia después. Porque no será fácil, ni construir ni formar parte de una sociedad que habrá de ser rehecha desde los cimientos. Para cuando llegue ese momento convendrá tener algunas ideas claras, o al menos reflexionadas, porque los delincuentes de hoy recurrirán a todo para mantenerse o para reciclarse en la nueva sociedad, y desde luego no escatimarán en abusar de la violencia, del miedo, de la incertidumbre, de la ignorancia, del olvido, de la mentira, de la tergiversación de los conceptos e incluso de la historia.

A intentar contrarrestarlo van destinadas las tesis del siguiente enlace, que lamentablemente son de lectura algo engorrosa, aunque merecen la pena el esfuerzo.

Como veréis por la fecha, no se trata de nada nuevo. Pero es que lo que nos está pasando tampoco es nada nuevo. Y no será porque no estábamos sobradamente advertidos. Como en todo lo importante de la vida, no hay más ciego que el no quiere ver; y nosotros no quisimos ver. La cuestión hoy, entonces, es: ¿queremos ver?

Cinco tesis sobre el populismo – Enrique Dussel (2007).