Qué hacemos aquí

Ciudadano preocupado, demócrata convencido, republicano, agnóstico…
y formado (sin vergüenza) en el gremio de la Construcción (que me aportó una enorme paciencia y algo de sentido del humor). Las preguntas por la vida fueron generando otros intereses, y el afán por aprender me llevó por estudios de Derecho e Historia, la Cooperación Internacional y Ayuda Humanitaria, las Humanidades y la Filosofía. Pero 30 años de viaje apenas obtuvieron alguna respuesta. Por el contrario, las preguntas se multiplicaron, y aunque fui cambiando mi mirada sobre muchos asuntos, las cuestiones importantes continuaron siendo -perturbadoramente- las mismas. Quizás mejor formuladas, pero no más.

Estamos a los pies de un enemigo oculto tras el poder político. Tan poderoso, organizado y comprometido en sus intereses compartidos, sólidos y tangibles, que resulta invisible e inaccesible: por nuestro desconocimiento, por su voluntad de ocultación tras testaferros, pero también porque no consiste en esas personas o entes concretos en que se materializa, sino en un sistema de relaciones que sustituye sin coste unas cabezas por otras, manteniendo en toda momento y situación, íntegra e indemne, la estructura de explotación y dominio (el poder).

Pero ese sistema de relaciones no es connatural a lo human, sino que es un producto histórico, resultado de elecciones y/o negligencias desafortunadas, hoy igual que en el pasado. Y si es histórico también es reversible, o al menos reconducible. Aunque hoy todavía no sepamos cómo. “El” lo sabe, y no se ha dejado (ni se dejará) domeñar sin resistencia. Por eso hay que andarse con cuidado cuando se molesta al Leviatán.

Primero, debemos averiguar cómo hemos llegado hasta aquí. Luego, si somos capaces, diseñar una estrategia plausible para salir del agujero. Y por ultimo, una vez creído conocer el punto débil del poder, visto el camino a seguir y puesta en marcha la acción transformadora y liberadora, no perder de vista su resistirá y que morirá matando, hasta el coletazo final.

Un enemigo de tal magnitud, poder y peligrosidad, con capacidad probada para toda arbitrariedad y atrocidad, sin escrúpulos, requiere de mucha convicción, armas y precauciones. Y por supuesto, exige

  • Una defensa cerrada y en bloque de las conquistas humanas históricas y de los Derechos Humanos;
  • La defensa de la Verdad y su publicidad como condición de posibilidad de todo acto libre. (Por tanto, la oposición cerrada a todo control de la información o “secreto de Estado”, fuente de todo tipo de corrupción y dominio);
  • El estudio paciente, la socialización del conocimiento, la formación ciudadana como antídotos contra la anestesia social y el ruido; y
  • La generación de “comunidad” (unidad orgánica colectiva en el interés, conocimiento y sentir compartidos) frente a la fragmentación social, construyendo poder comunitario, el poder de l@s “much@s” que surge de la fraternidad, de la pietas.

Todo lo cual, pese a ser mucho, seguramente no baste para llevarnos a la victoria -objetivo para el que yo desde luego no me siento a la altura-. Pero quizás sirva al menos para iniciar el camino, protegernos colectivamente de la horfandad, embellecer nuestro entorno y salvar de la quema bonzo generalizada todo aquello por lo que merece la pena vivir; ayudando en nuestra insignificante medida a la siembra de la semilla que algún día germinará, crecerá y fructificará.

Tratando de aprender cómo, en ese diálogo, estoy aquí.

6 pensamientos en “Qué hacemos aquí

  1. acabo de ver lo que hacen en esta página y los recursos que ofrecen al público. Creo que su iniciativa es bastante generosa no solo es para personas que tienen recursos de capacidad limitados sino también para personas que tienen distintos tipos de aprendizaje. He contribuido de esta forma en una sala para invidentes. Me encantaría, de alguna manera, poder ayudarlos. Un abrazo!!

    • Hola Wendy! Muy agradecido por tu reconocimiento. No hay mejor manera en que puedas colaborar con este proyecto que dedicando tu tiempo y esfuerzo a la grabación de audiolibros. Te escribiré por privado para ver cómo podemos hacerlo. Un afectuoso saludo

  2. Hola! Desde siempre he tenido dos inquietudes, (por decirlo de algún modo), que llegado a este momento, (después de oír siempre que debiera dedicarme a radio, doblaje, …, en definitiva a algo enfocado a utilizar mi voz, mi dicción,.etc…), comienza a cobrar forma real en mi mente. Ciertamente leo desde que recuerdo, para mi la vida sin un libro sería inconcebible, por otro lado nunca di pábulo a enfocar mi profesión a nada semejante, hasta que, (por alguna razón ayudé a amig@s con cuñas o interpretación para sus propios proyectos se audiolibros, esta es claramente mi segunda inquietud, la ayuda, -seguramente mal llamada así, ya que probablemente sea más mi empatía-, que por cierto, me ha llevado hasta huertas para colaborar con bancos de alimentos). Después de grabar algún capítulo y que el resultado fuese alabado, e incluso utilizado en diferentes lugares, he llegado al ese punto de, pues igual sirvo…, pues en realidad es complicado, pero lo disfruto enormemente, así que si, quiero intentarlo! Por eso este comentario, porque en efecto veo ofertas para doblajes, anuncios, y demás, pero mi preferencia esta claramente en los audiolibros, pero…dónde, cómo? Se que puedo contactar con diversas empresas privadas, también que, aunque al parecer es algo innato, todo ha de mejorarse por lo que formarme creo que es importante…
    Bien ya he dado el paso, aunque evidentemente sigo sin saber dónde, o cómo. Pero el planteamiento que me atrae más poderosamente es, vivir de ello claro, pero también quiero ayudar. Me podéis dar alguna directriz? Os lo agradecería enormemente.
    Y puestos a agradecer, gracias de verdad por leer mi perorata… (nunca he podido ir directa al grano).
    Un abrazo!

    • Estimada Mónica:

      Me alegra y enternece tu comentario, ya que parece que tenemos la misma pasión: leer y compartir. Y entre apasionad@s, gusta reconocernos. Pero no se cómo ayudarte (ya me gustaría). Mi actividad es puramente vocacional y militante, y hace mucho que no espero más retribución que el aprovechamiento y disfrute de mi trabajo por parte de las personas visualmente impedidas, en todo caso su reconocimiento (ya que si no la soledad de esta tarea sería abrumadora y desalentadora) y la aportación voluntaria y afectuosa de quienes sientan que lo merece. Nada más.

      Te deseo suerte en la búsqueda. Y si descubres cómo llegar hasta el unicornio, no dejes de pasarme las referencias. Me encantará intentar seguir tu camino.

      Una abrazo!

  3. Me gustaría realizar una contribución a su magnífico trabajo, pues no es lo mismo escuchar la voz de una máquina que la excelente lectura que Ud realiza, pero no veo cómo puedo hacerlo, por eso, me gustaría recibir indicaciones por correo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 6 12 ?