LA GRAN TRANSFORMACION, de Karl Polanyi ( Seminario de lectura )

Actividad presencial en VALENCIA

Inicio: 29 de septiembre de 2016.

 

HORARIOS:

DURACION: 1 año aproximadamente..

OBJETIVOS:

Realizar una lectura y discusión colectiva en voz alta de la obra de Karl Polanyi LA GRAN TRANSFORMACION. Escrita en 1944, analiza los orígenes del liberalismo económico y su consolidación en la sociedad de mercado, sus disfunciones y trampas, sus catastróficas consecuencias, las respuestas históricas dadas desde el socialismo y el fascismo, y arroja luz como ninguna sobre los desafíos a los que ahora nos aboca el neoliberalismo ante formas inéditas de autoritarismo identitario. En suma, una oportunidad para reflexionar sobre los límites y posibilidades de nuestro presente

Se trata de una propuesta modesta, sin afán erudito, destinada exclusivamente a quienes deseen ampliar su horizonte como ciudadan@s.

Siguiendo el hilo conductor del texto, procuraremos recuperar el relato largo y la reflexión fundamentada (frente al eslogan y el marketing), construyendo un conocimiento compartido (entre iguales) sobre lo humano y las condiciones de posibilidad de la libertad, la ciudadanía y la convivencia.

Una escriptura delirant des de fora del refugi

Més val construir el futur que patir-lo.                                     Eduardo Galeano

Podem seguir fingint que no passa res? Podem tornar a girar el cap a la memòria com als ossos de la Guerra (in)Civil? És clar que podem, continuem fent-ho, però… fins a quan?

El filòsof Fernando Bárcena va dir que obrir-se a les qüestions que fan pensar és un exercici que comporta un cert risc, una sorpresa, una passió. L’exercici d’un determinat tipus d’escriptura és precisament això: un deliri que permet tornar a l’inici com a experiència del des-començament. És llavors quan em pregunte: ens donarà temps a tornar a l’inici ara que aquest temps nostre s’ha convertit en una fàbrica de mort disfressada de refugiats que vénen de Síria? M’agradaria respondre que sí i imaginar que el temps no és només una espècie de memòria viatgera amb un estómac i un cor mecanitzats (ja, ni tan sols, un rellotge relatiu), sinó una exposició davant de l’esdevenir, no del que ens està envaint.

Avui hem tornat a desdejunar-nos amb les maquinàries de la mort, però aquestes ja no assassinen amb rapidesa, tot i que encara continuen sent molt discretes. S’han allunyat de les màquines de “la nova ètica de la mort legal” (com les va anomenar M. Foucault), encara que són igual de letals. Ara com ara són les imatges d’alguns protagonistes (escollits) d’un conte sinistre amb un narrador políticament omniscient que no els dóna ni el dret a intervenir. Ara les màquines visuals són la transició cap a un llenguatge sota el qual el subjecte està exclòs; les cançons de bressol de pa i ceba ara tenen sabor de pinya emmordassada de xiquet mort riba mar.

Per aquesta raó hi ha el llenguatge: pura exterioritat desplegada a força de lluita, i de la lluita ve la curació. No deixem que els seus cossos mossegats es fabriquen com si foren qualsevol imatge impactant amb la qual obrir un informatiu, deixem de llegir-los com si foren la política d’una història comuna. L’autor va ser assassinat segons els crítics del segle XX, però no permetem, almenys, deixar de creure en l’ordre de l’esdeveniment. Alguns personatges d’aquesta història mantenen la veu amb la qual donar el seu testimoniatge. Ells no són escriptors, només aspiren a ser persones amb dret a dir sense narradors que s’aprofiten de les noves teories literàries o mitjans de comunicació.

Som molts els culpables, molts més que les víctimes. És cert, sembla que s’ha mort l’autor, però encara podem lluitar per les cendres de la veu.

Yasmina Galán Pons

_________________________

Yasmina Galán Pons (Gandia, 1980) es licenciada en Filología Hispánica por la Universitat de València y profesora de enseñanza secundaria en Alicante. Entre sus publicaciones se encuentran la plaquette «Alas de mariposas» (Mar de letras, 2002), «En dos tiempos» (Edicions 96, 2003), «Versos de ida y vuelta» (Debes, 2004), así como artículos críticos y de investigación.

Los dilemas de la economía española – Juan Torres

«Los dilemas de la economía española»

Conferencia de JUAN TORRES (Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla) realizada el martes 10 de mayo en el Salón de Actos de CCOO en Valencia.

AUDIO COMPLETO disponible en https://www.ivoox.com/11543419

Mensaje radiado del General Vicente Rojo Lluch, del 18 de enero de 1939.

Hoy, se cumplen 77 años de la emisión que, a petición del presidente Negrín, radió el General Vicente Rojo Lluch, Jefe de Estado Mayor de la República, antes de la caída de Barcelona.

En medio de una guerra civil, todavía hoy inacabada por la insaciable voluntad de los vencedores, su voz salta la Historia como entonces el aire, para llegar hasta nosotros iluminando el pasado, … y lamentáblemente también nuestro presente.

Como diría Rousseau, una lección para sus contemporáneos, y espanto de los que hemos tenido la desgracia de vivir después que él.

 

 (Mensaje del General Vicente Rojo Lluch, radiado el 18 de enero de 1939)

“Podréis conquistar más terreno a fuerza de material. Pero no venceréis al pueblo. Porque la España liberal, universalista, creadora, que lleva a la lucha un ansia infinita de superación, no puede perecer. Y aunque consiguierais aplastarla, estad seguros de que de los escombros de sus ciudades arrasadas, y de los huesos de sus muertos, brotaría en el seno de vuestras propias tropas, en las que hay tantos españoles ansiosos de libertad, este ideal de libertad y de independencia que está incesantemente fecundado por la sangre de nuestros combatientes.

(…)

Triunfará quien triunfe el último. Y si ahora podéis deshacer un ejército pensad que nuestra guerra no se gana venciendo en batallas campales, sino conquistando la voluntad popular.

(…)

¿Creéis que los viejos comunistas, socialistas y confederales que forman la médula de vuestra organización social falangista están muy lejos de nosotros? Nosotros sabemos que no, como sabemos que los viejos burgueses que residen en vuestra zona están en gran parte mentalmente a nuestro lado.

Dos españas luchan, ciertamente, en el orden militar: la de Franco contra la de la ley republicana. Pero, esencialmente, la lucha no está planteada así: es más profunda. La victoria militar no podrá extinguirla, porque las raíces de nuestra lucha se desarrollan no en los frentes de combate sino en los planos de la escala social. La lucha está planteada entre la España caduca, corrompida y venal, y el pueblo español que aspiraba y aspira a redimirse.

(…)

Creíais tener ante vuestra fuerza un pueblo borreguil, el mismo que soportaba la inepcia y el latrocinio de sus dirigentes, desde los reyes hasta sus últimos secretarios de los más bajos negociados de la nación, y os habéis encontrado ante el pueblo guerrero, fiero defensor de su libertad y de sus derechos.”

(Link a la audición: http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/programa/Versio-integra-de-lunic-document-sonor-que-es-te-del-general-Rojo-durant-la-guerra/video/4425791/)

 

Más detalles:

– Vicente Rojo Lluch (entrada de Wikipedia)

– Rojo, José Andrés – Rojo, un militar de cuerpo entero (Tusquets. Madrid, 2006) Reseña de ENRIQUE MORADIELLOS (El Pais, 4 MAR 2006)

«Una actitud de lealtad llevó a un oficial católico como Vicente Rojo a permanecer fiel a la República tras la insurrección militar de 1936. Nombrado jefe del Estado Mayor Central del Ejército republicano durante la guerra, este general se convirtió en el principal rival de Franco hasta el final del conflicto, como relata esta biografía escrita por uno de sus nietos.»

 

Hablando de piedras: el papel de la Historia frente al neoliberalismo.

Enlace

«Si en una sociedad el historiador, la historiadora tiene alguna utilidad más allá de llenar las bibliotecas de libros, será la de rescatar y ofrecer recuerdos con el objetivo de que éstos puedan llegar y llenar el corazón y la vida de las personas.»

(Hugo Abalos Aguilar. 3 de enero de 2016. Pensar la tierra: Hablando de piedras, y de la memoria viva en Andalucía)

JONES, Owen – CHAVS: La demonización de la clase obrera

SEMINARIO DE LECTURA

Actividad presencial en VALENCIA 

 

HORARIOS:

DURACION: 24-32 horas (12-16 sesiones) (dependiendo del ritmo de cada grupo) en sesiones de dos horas semanales, en día y horario a pactar con el grupo.

OBJETIVOS:

Realizar una lectura completa, llana, literal, no erudita, de la obra de Owen JONES – CHAVS: la demonización de la clase obreracon el fin de comprender el proceso ideológico de criminalización de los concepto de clase, trabajador y pobreza.

Es conveniente que l@s participantes dispongan de la obra para seguir la lectura (disponible en PDF).

¡Bienvenid@s a tod@s!

MAX-NEEF, Manfred – DESARROLLO A ESCALA HUMANA

SEMINARIO DE LECTURA

Actividad presencial en VALENCIA (2016)

 

  • INFORMACION E INSCRIPCIÓN: escribir a jnegroasensio@gmail.com, indicando nombre, edad, profesión/estudios, teléfono de contacto .

DURACION: 16-20 horas (8-10 sesiones) (dependiendo del ritmo de cada grupo) en sesiones de dos horas semanales, en día y horario a pactar con el grupo.

OBJETIVOS:

Realizar una lectura completa, llana, literal, no erudita, de la obra de MANFRED MAX-NEEF, DESARROLLO A ESCALA HUMANA , con el fin de comprender su matriz de necesidades humanas básicas («subsistencia», «protección», «afecto», «comprensión» o «entendimiento», «participación», «creación», «recreo» u «ocio», «identidad» y «libertad» y «trascendencia») y la relación (o ausencia de relación) entre los conceptos de desarrollo económico y la felicidad.

Obra disponible en PDF en http://www.max-neef.cl/descargas/Max_Neef-Desarrollo_a_escala_humana.pdf

¡Bienvenid@s a tod@s!

 

Leyendo El Capital: una reflexión para el siglo XXI.

Charla sobre la vigencia y pertinencia de una lectura profunda de El Capital de K. Marx, ante los conflictos a que nos enfrenta el siglo XXI.

Fecha: 18 de noviembre de 2015. 19h.
Lugar: Facultad de Historia de la Universidad de Valencia. Aula F1.1.

– Video completo de la charla: https://youtu.be/b0NDo5AXahs
– Debate final: https://youtu.be/xURHtybxO5Q
– Power Point de la presentación: http://1drv.ms/1NgfXO1

– Presentación del ciclo de conferencias por Jose Antonio Benzal: https://youtu.be/3BfegkQkgjo

Reportaje fotográfico: http://1drv.ms/1QA3yVF

Este acto inicia el ciclo de conferencias y cineforum que el sindicato de estudiantes Acontracorrent y Frente Civico Somos Mayoría han organizado para el curso 2015-16 bajo el título

COMPRENDER EL MUNDO, CONSTRUIR LA ALTERNATIVA.

Abordando asuntos como las bases para un nuevo contrato social, la geopolítica de Oriente Medio, los procesos constituyentes en América Latina, Rusia, la democracia económica, la subversión feminista de la economía y la gran transición geopolítica, este Seminario de Formación Crítica contará también con las ponencias de

– Yayo Herrero
– Nazanín Armanian
– Rubén Martínez
– Antonio Fernández Ortín
– Armando Fernández Steinko
– Manuel Monereo y Héctor Illueca.

Acceso libre y gratuito.

¡ Estáis to@s invitad@s !

.

COMPRENDER EL MUNDO. CONSTRUIR LA ALTERNATIVA

El programa de 8 módulos se cursa durante 9 meses entre noviembre de 2015 y junio de 2016, a razón de un modulo cada mes. Los textos íntegros de las ponencias presentadas en el Seminario se publicarán en forma de libro en el momento de su finalización, editado por El Viejo Topo.

Descripción.

La profundidad de la crisis actual exige una explicación sistemática que aclare la raíz común de todos los males que padece nuestra sociedad: financieros, económicos, ecológicos, sociales, geopolíticos. Las explicaciones divulgadas por los medios de comunicación tienden a centrarse en los aspectos económicos y financieros, aislándolos de otros factores y otorgándoles una prioridad absoluta. Sin embargo, la crisis es muy profunda y tiene múltiples dimensiones, incluyendo fenómenos no estrictamente económicos como el cambio climático, las carencias de cuidado o el vaciado de la democracia. La extendida intuición que señala al capitalismo principal culpable de la crisis es acertada, pero insuficiente.

En efecto, el pensamiento de Karl Marx constituye un buen punto de partida para comprender la sociedad que nos rodea, pero debe enriquecerse con otros enfoques como el feminismo, el pos-colonialismo o el ecologismo, que iluminan nuevas configuraciones de los conflictos sociales generados en torno a la naturaleza, la reproducción social y el poder político, sobre nuevos ejes de desigualdad: la nacionalidad-raza-etnia, la religión, la sexualidad, la clase social. Estas ideas deben incorporarse al debate actual sobre el capitalismo, caracterizándolo como un sistema social basado en la propiedad privada y la acumulación autoexpansiva, cuya viabilidad depende de la existencia de condiciones de fondo relacionadas con la reproducción social, la ecología de la Tierra y el poder político. En definitiva, para comprender el capitalismo debemos conectar la perspectiva de Marx con el enfoque feminista, ecologista y geopolítico.

La construcción de la alternativa es una tarea difícil que exige superar innumerables barreras políticas, sociales y culturales, recreando un nuevo imaginario rebelde y emancipador que abogue por la transformación del orden social imperante. Desde este punto de vista, resulta imprescindible esclarecer las relaciones entre las distintas luchas sociales y favorecer la cooperación entre las mismas, en la perspectiva de la unidad de todas las corrientes progresistas en un mismo bloque anti-sistémico. La expropiación de los trabajadores, la dominación de género y el atropello de la naturaleza constituyen importantes focos de conflicto en la sociedad capitalista y pueden convertirse en luchas unitarias por objetivos globales. Si se concibieran a sí mismas de este modo, las personas y grupos que protagonizan las luchas emancipadoras pudieran cooperar y unirse, aunando sus esfuerzos en una misma ola emancipadora.

Contenido.

Módulo 1 Leyendo El capital: una reflexión para el siglo XXIJorge Negro
Contenido Karl Marx fue capaz de entablar un diálogo fluido con el pensamiento de la Ilustración y ofrecer una interpretación integradora del capitalismo que entronca con la tradición republicana de los filósofos clásicos. El filósofo de Tréveris dedicó su trabajo de investigación más importante, El capital, a estudiar las leyes que sustentan el sistema de producción capitalista, basado en la existencia de dos clases antagónicas: la de los capitalistas propietarios y la de los trabajadores asalariados. Al hacerlo, Marx descubre que la explotación de unos hombres sobre otros requiere la erradicación previa de cualquier posibilidad de independencia civil para la inmensa mayoría de la población, advirtiendo la existencia de una radical incompatibilidad entre el capitalismo y los ideales de la Ilustración.
Módulo 2 Mejor con menos: bases para un nuevo contrato socialYayo Herrero
Contenido Las sociedades capitalistas se han construido de espaldas a las bases materiales que sostienen la vida. Construida sobre cimientos patriarcales, antropocéntricos y depredadores, la organización de nuestras sociedades amenaza con provocar un verdadero colapso ecológico y humano. La vida humana depende de la biosfera y también de la cantidad enorme de trabajo y energía que supone ocuparse de los cuerpos vulnerables. Las sinergias entre dos visiones heterodoxas de la economía, la ecológica y la feminista, contribuyen a alumbrar otro paradigma que sitúe el bienestar para todas las personas y la conservación de la vida humana y natural en el centro del interés. Se trata de sentar otras bases que permitan reconstruir los vínculos entre humanos y establecer otras relaciones con la naturaleza, como tarea insoslayable si queremos seguir viviendo con cierta seguridad en este planeta. 
Módulo 3 Geopolítica de Oriente Medio: crisis y desafíosNazanín Armanian
Contenido El panorama que se dibuja hoy en Oriente Medio no puede ser más desolador: tanto Libia como Yemen, Iraq o Siria son víctimas de una estrategia diseñada por EEUU que pretende convertir la región en una sucesión de Estados fallidos inevitablemente sometidos al orden neoliberal globalizado. Y para ello las grandes potencias occidentales no han dudado en servirse del yihadismo y de organizaciones islámicas radicales, como los Hermanos Musulmanes y sus aliados, cuya máxima pretensión es establecer en la región regímenes teocráticos, sin cuestionar nunca su supeditación económica y geoestratégica al capitalismo mundializado. Las sucesivas guerras, las cuestiones petrolíferas o las contradicciones del desarrollo económico son sólo algunas de las heridas que laceran la cuna de la civilización europea.
Módulo 4 Cambio político y procesos constituyentes en América LatinaRuben Martínez
Contenido América Latina fue el primer escenario donde se implantaron las políticas neoliberales. Chile sirvió de ensayo, antes que el gobierno de Thatcher las aplicara en el Reino Unido. Pero también fue la primera región del mundo en alumbrar un movimiento de rechazo a esas políticas, que sólo sirvieron para aumentar la pobreza, incrementar las desigualdades sociales, destruir el medioambiente y debilitar a los movimientos obreros y populares. Fue en América Latina donde comenzó el repunte de las fuerzas progresistas y de izquierda después del derrumbe del socialismo en la URSS. En un primer momento fueron luchas de resistencia frente a las políticas neoliberales, pero después de unos años se pasó a la ofensiva, a la conquista de espacios de poder condicionados por las grandes limitaciones que sufren los gobiernos que impulsan los cambios.
Módulo 5 Punto de inflexión: Rusia en el arranque del siglo XXIAntonio Fernández Ortiz
Contenido El objetivo principal de la guerra fría fue la destrucción de la URSS. Esta destrucción se concretó, entre otras cosas, en la desaparición del Estado soviético en diciembre de 1991. Sin embargo, para Occidente Rusia sigue siendo, incluso en su configuración actual, demasiado peligrosa, pues conserva muchos de los atributos de una gran potencia capaz de poder hacer frente a la política expansionista de Estados Unidos. Un posible, aunque improbable, cambio político en Rusia daría lugar a la reaparición de un antagonista, de un segundo polo que Occidente no está dispuesto a consentir. La desaparición de Rusia y su neutralización como núcleo antagonista aparecen como objetivos prioritarios de las potencias occidentales en los conflictos de Georgia y Ucrania, cuyas consecuencias geopolíticas son difíciles de predecir.
Módulo 6 Democracia económica, núcleo de una estrategia anticapitalistaArmando Fernández Steinko
Contenido La implantación de otro sistema económico tendrá inevitablemente que abordar la cuestión de la democracia económica para que los productores puedan influir en el rumbo de la economía y sigan siendo ciudadanos en el espacio donde desarrollan su trabajo, garantizando de este modo la propia democracia política. Se trata, en definitiva, de abrir a la participación ciudadana la regulación general de la economía, alterando las relaciones de poder que caracterizan al capitalismo y posibilitando la instauración de un orden económico y social verdaderamente solidario. Así concebida, la democracia económica evoca un socialismo con planificación descentralizada y participación en el trabajo, erigiéndose como una alternativa al capitalismo portadora de una mayor eficacia económica y garante de una mayor igualdad, libertad y de un trabajo con sentido.
Módulo 7 Subversión feminista de la economíaAmaia Pérez Orozco
Contenido El sostenimiento de la vida sigue estando privatizado, invisibilizado, feminizado. La economía feminista estudia y detalla las bases de un sistema injusto e inviable, fundado en la division sexual del trabajo y el expolio del planeta. Su propósito consiste en mirar «más acá» de los mitos del desarrollo (crecimiento ilimitado), la riqueza (acumulación de capital) y el trabajo (limitado al trabajo asalariado) y a la vez dar cuenta de las tareas, redes y sujetos económicos que, material y cotidianamente, garantizan que la vida siga adelante. En este momento de tránsito, en el que el Estado del bienestar se ha escorado hacia los mercados, es urgente discutir, radical y democráticamente, qué vida creemos digna de ser vivida y cómo podemos organizarnos para sostenerla de forma colectiva.
Módulo 8 La gran transición geopolíticaManuel Monereo y Héctor Illueca
Contenido La crisis, su duración e intensidad están relacionadas con el mantenimiento de la hegemonía de EE. UU. en el mundo. Ahora bien, la decadencia norteamericana no necesariamente significa colapso y mucho menos hundimiento. Una potencia como la norteamericana intentará siempre hacer prevalecer política y militarmente lo que ya no puede hacer económicamente. Por ello, la emergencia de China, India o Rusia anticipa cambios radicales que, tarde o temprano, terminarán teniendo consecuencias geopolíticas y que inauguran una larga etapa de crisis y seguramente de guerras. Pensar la decadencia de Estados Unidos, sumada al agravamiento de los problemas medioambientales y de las desigualdades en un mundo en crisis, requiere mucha lucidez y una importante capacidad de intervención de los pueblos.

 CRONOGRAMA

Fecha

Hora

Actividad

Docente

18/11/2015

19:00

Leyendo El capital: una reflexión para el siglo XXI Jorge Negro

01/12/2015

19:00

Mejor con menos: bases para un nuevo contrato social Yayo Herrero

04/02/2016

19:00

Geopolítica de Oriente Medio: crisis y desafíos Nazanín Armanian

18/02/2016

19:00

Cambio político y procesos constituyentes en América Latina Rubén Martínez

31/03/2016

19:00

Punto de inflexión: Rusia en el arranque del siglo XXI Antonio Fernández Ortiz

19/04/2016

19:00

Subversión feminista de la economía Amaia Pérez Orozco

17/05/2016

19:00

Democracia económica, núcleo de una estrategia anticapitalista Armando Fernández Steinko

14/06/2016

19:00

La gran transición geopolítica Manuel Monereo y Héctor Illueca

.

PONENTES 

AMAIA PÉREZ OROZCO: Doctora en economía por la Universidad Complutense de Madrid, imparte clases sobre género y economía en diversos estudios de posgrado. Ha trabajado como investigadora del Instituto Internacional de Investigación y Capacitación de la ONU para la Promoción de la Mujer y participa activamente en movimientos sociales. Está especializada en el análisis de lo que, a su juicio, supone una crisis civilizatoria multidimensional que va más allá del colapso financiero, y en la investigación sobre las respuestas que puede dar el feminismo a esta crisis poniendo a los cuidados en el centro. Entre otras obras, es autora de Perspectivas Feministas en torno a la Economía: el caso de los cuidados (2006) y Subversión feminista de la economía (2014), una reflexión sobre la economía feminista en la que se analizan las bases de un sistema injusto e inviable, fundado en la division sexual del trabajo y el expolio del planeta.

RUBÉN MARTÍNEZ: Doctor en Derecho por la Universidad de Valencia, en la actualidad es Profesor de Derecho Constitucional en el Departamento de Derecho Constitucional y Ciencia Política. Realizó estudios postdoctorales en la Universidad Federico II de Nápoles y es consultor en Derecho Constitucional en la Universitat Oberta de Catalunya. Entre sus líneas de investigación destaca especialmente el análisis de la legitimidad democrática, lo que le ha llevado a estudiar las condiciones democráticas de instituciones como el Ministerio Fiscal o el Banco Central Europeo. También ha centrado su interés en los procesos constituyentes, principalmente latinoamericanos. Es autor de numerosos artículos y monografías, entre los que cabe destacar Aspectos constitucionales del Ministerio Fiscal (1999), Cambio político y proceso constituyente en Venezuela (2000), La independencia del Banco Central Europeo (2005) o Democracia, participación y voto electrónico (2007). Ha trabajado activamente en organizaciones defensoras de los Derechos Humanos como Amnistía Internacional y formó parte de la campaña estatal que derogó la pena de muerte en el Código Penal Militar.

MANUEL MONEREO PÉREZ: Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y Doctor en Ciencias Políticas, es miembro del Centro de Estudios Políticos y Sociales y ex-director de la Fundación de Investigaciones Marxistas. Ha dirigido, coordinado y participado en numerosas publicaciones y revistas, entre ellas «El Viejo Topo», «Mundo Obrero» o «Utopías: Nuestra Bandera». Si en el horizonte intelectual de Manuel Monereo caben todos los grandes pensadores de la política, en sus reflexiones ocupan un lugar destacado figuras centrales del pensamiento marxista como Mariátegui, el Ché o Antonio Gramsci. Militante histórico del Partido Comunista de España, es también uno de los impulsores del Frente Cívico Somos Mayoría, un proyecto impulsado por Julio Anguita que persigue el ambicioso reto de convertir a la mayoría social en una mayoría consciente de sí misma y de su fuerza organizada, involucrando a la ciudadanía en un proceso de cambio social, político y económico.

NAZANIN ARMANIAN: Profesora de Relaciones Internacionales en la UNED y Licenciada en Ciencias Políticas, ha impartido numerosos cursos en el ámbito universitario sobre el mundo islámico y la actualidad de Oriente Medio. Traductora jurada de persa/farsi al español, sus principales áreas de investigación versan sobre el mundo islámico, el islam político, la geopolítica de Oriente Medio y el Norte de África y los derechos de las mujeres. En sus artículos, libros y conferencias desmitifica la situación de las mujeres en el mundo árabo-musulmán y denuncia el auge del fundamentalismo en todas las religiones. Entre sus principales publicaciones destacan Irak, Afganistán e Irán: 40 respuestas al conflicto de Oriente Próximo (2007), Irán, la revolución constante (2012) y El Islam sin velo (2009). Colabora en diversos medios de comunicación y mantiene una columna semanal en su blog Punto y Seguido, en el diario Público.

HÉCTOR ILLUECA: Doctor en Derecho por la Universidad de Valencia e Inspector de Trabajo y Seguridad Social desde 2004. Participante habitual en sistemas extrajudiciales de solución de conflictos laborales, ha sido Árbitro en materia de elecciones sindicales durante los años 2005-2009. Ha impartido numerosos cursos y seminarios sobre diferentes materias vinculadas al ámbito de los derechos sociales y políticas públicas y es coautor del libro El huracán neoliberal: una reforma laboral contra el Trabajo (2012), que estudia críticamente los cambios percibidos en la configuración del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social desde la irrupción del neoliberalismo. De amplia formación intelectual, es un destacado especialista en el estudio del fenómeno de la descentralización productiva y su impacto en el sistema relaciones laborales, destacando su reciente obra Descentralización productiva y prevención de riesgos laborales en las obras de construcción (2015). Articulista habitual en distintos medios, mantiene posiciones críticas sobre la desregulación del mercado de trabajo y la política económica neoliberal. En estos últimos tiempos, ha desarrollado una intensa actividad orientada a la presentación y consolidación del Frente Cívico Somos Mayoría.

ANTONIO FERNÁNDEZ ORTIZ: Licenciado en Historia y especialista en la URSS y Rusia. Ha publicado artículos en revistas rusas y españolas. Coautor de Kommunizm, evrokommunizm, sovetskii stroi (ITRK, 2000) y autor de Chechenia versus Rusia: el caos como tecnología de la contrarrevolución (El Viejo Topo, 2003). Ha realizado traducciones al español de autores y textos rusos, entre ellos: El libro blanco de Rusia. Las reformas neoliberales (1991-2004) (El Viejo Topo, 2007). En el campo de la narrativa es autor de varios relatos y cuentos cortos y de la novela Memorias de Espartania (Montesinos, 2008). Está estrechamente vinculado a Rusia desde el año 1992, cuando comenzó a realizar prolongadas estancias de estudio y trabajo en diferentes centros de investigación de este país. Reside en Moscú y vive a caballo entre esta ciudad y su Cieza natal.

JORGE NEGRO: Arquitecto técnico de profesión, durante más de 25 años ha procurado compaginar el trabajo dedicado a la construcción de obra pública y civil con una intensa actividad dedicada al estudio y el aprendizaje. Graduado en Filosofía por la Universidad de Valencia, también es Licenciado en Humanidades y Máster en Cooperación Internacional y Ayuda Humanitaria. En los últimos años ha centrado su actividad en profundizar, entre otros, en autores clásicos como Marx, Rousseau, Kelsen o Marvin Harris. Convencido de que no puede haber cambio sin el conocimiento de las claves de lo que acontece, considera que estos autores pueden resultar verdaderos “desveladores de las tripas o costillas del sistema”. En este sentido se ha propuesto la labor de divulgar su lectura entre el gran público, promoviendo y guiando lecturas colectivas, escribiendo textos de ayuda y grabando personalmente los textos en audiolibros para facilitar el acceso a las obras y su difusión entre personas con algún tipo de discapacidad visual. Profundo conocedor de El Capital, es miembro fundador del Frente Cívico y militante de Izquierda Unida.

YAYO HERRERO LÓPEZ: Ingeniera técnica agrícola, antropóloga y educadora social, en la actualidad es profesora-tutora de la Facultad de Pedagogía y de Antropología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Reconocida experta en materia de ecología social, gestión medioambiental y economía solidaria, participa activamente en Ecologistas en Acción y es miembro del consejo de redacción de la revista Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global, editada por el Centro de Investigación para la Paz. Ca. Además de su labor académica, colabora con distintos tipos de organizaciones e instituciones dando conferencias que en la medida de lo posible ayuden a concienciar a la ciudadanía de la necesidad de empoderarse para conseguir un mundo más justo e igualitario donde desaparezca todo tipo de discriminación, pero especialmente aquellas que sufren las mujeres por el simple hecho de serlo.

ARMANDO FERNÁNDEZ STEINKO: nacido en Madrid en 1960, es investigador, ensayista y profesor en la Universidad Complutense. Aparte de la agricultura ecológica, cultiva profesionalmente los campos de la historia, la sociología y la economía política. Autor de numerosos artículos sobre temas de sus varias especialidades académicas, sus publicaciones más recientes son Las pistas falsas del crimen organizado (2008) e Izquierda y Republicanismo. El salto a la refundación (2010), un llamamiento a la refundación de la izquierda para que asuma el protagonismo de un movimiento que impulse una salida a la crisis más grave que ha sufrido el capitalismo desde 1929. Es colaborador habitual de las revistas Sozialismus (Hamburgo) y El Viejo Topo (Barcelona).

Bibliografía.

ARMANIAN, N. y ZEIN, M. Irak, Afganistán e Irán: 40 respuestas al conflicto de Oriente Próximo. Madrid, Lengua de Trapo, 2007.

–       Irán, la revolución constante. Barcelona, Flor del Viento, 2012.

–       El Islam sin velo. Barcelona, Planeta, 2009.

ARRIGHI, G. Adam Smith en Pekín. Orígenes y fundamentos del siglo XXI. Madrid, Akal, 2007.

BELLAMY FOSTER, J. y MAGDOFF, F. La gran crisis financiera. Causas y consecuencias. México, D. F., Fondo de Cultura Económica, 2009.

FERNÁNDEZ ORTIZ, A. Chechenia versus Rusia. El caos como tecnología de la contrarrevolución. Barcelona, El Viejo Topo, 2003.

–       “33 Tesis sobre el proyecto soviético”. El Viejo Topo, 2002, núm. 160-161.

–       “El hombre, el Cosmos, la Ciencia y el bien. Los soportes éticos de la ciencia soviética”. Utopías, nuestra bandera, 2001, núm. 188.

–       “Entrevista a Alexandr Alexandrovich Zinoviev”. El Viejo Topo, 2001, núm. 154-155.

–       “Estalinismo, sociedad tradicional y sentimiento de revolución frustrada”. Utopías, nuestra bandera, 1996, núm. 168.

–       “Nuestra causa es justa, nosotros venceremos (Moscú, 9 de mayo de 1995)”, en CiezaDigital (http://www.enciezadigital.com/public/060406CausaJusta.pdf).

–       “Reflexiones sobre la naturaleza de la sociedad soviética. Necesidad de nuevos modelos de interpretación”, en CiezaDigital (http://www.enciezadigital.com/ public/ReflexionesnaturalezaURSS220306.pdf).

–       ¡Ve y lucha! Stalin a través de su círculo cercano. Barcelona, El Viejo Topo, 2012.

FERNÁNDEZ STEINKO, A. “Democracia económica, núcleo de una estrategia antineoliberal”, en Rebelión (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=161524).

–       “Democracia económica y legitimidad política”. Lan Harremanak, 2005, núm. 12.

–       Democracia en la empresa. Madrid, HOAC, 2000.

HERRERO, Y. “Bases para un nuevo contrato social. Defenderse del capitalismo y los capitalistas: un imperativo para la supervivencia”. Ecologista, 2014, núm. 83.

–       “Golpe de estado en la biosfera. Los ecosistemas al servicio del capital”. Investigaciones feministas, 2011, núm. 2.

–       “Menos para vivir mejor. Reflexiones sobre el necesario decrecimiento de la presión sobre los sistemas naturales”. Ecologista, 2010, núm. 64.

–       “Miradas ecofeministas para transitar a un mundo justo y sostenible”. Revista de Economía Crítica, 2013, núm. 16.

–       “Propuestas ecofeministas para un sistema cargado de deudas”. Revista de Economía Crítica, 2011, núm. 13.

–       “Vivir bien con menos: ajustarse a los límites físicos con criterios de justicia”. Viento Sur, 2010, núm. 108.

ILLUECA, H. “Acumulación por desposesión en Europa”. Laberinto, 2015, núm. 44.

–       Prólogo al libro Por Europa y contra el sistema euro, de MONEREO, M. y LLOPIS, E. Barcelona, El Viejo topo, 2014.

–       Prólogo al libro Rebelión. Unión Europea, España Federal y Tercera República, de ANGUITA, J. Cieza, Alfaqueque, 2014.

ILLUECA, H. y GUAMÁN, A. El huracán neoliberal. Madrid, Sequitur, 2012.

–       “La Unión Europea: una nueva colonización”. El texto completo puede obtenerse en http://blogs.publico.es/dominiopublico-/8679/la-union-europea-una-nueva-colonizacion-parte-i/.

LAPAVITSAS, C. Crisis en la eurozona. Madrid, Capitán Swing, 2013.

MARTÍNEZ DALMAU, R. El proceso constituyente boliviano (2006-2008) en el marco del nuevo constitucionalismo latinoamericano. La Paz, Editorial Enlace, 2008.

–       Pluralidad y pueblos indígenas en las nuevas Constituciones latinoamericanas. En: AA. VV. (Dir.: Antonio Pigrau Solé) Pueblos indígenas, diversidad cultural y justicia ambiental. Un estudio de las nuevas Constituciones de Ecuador y Bolivia. Valencia, Tirant lo Blanch, 2013.

MARTÍNEZ DALMAU, R. y VICIANO PASTOR, R. Cambio político y proceso constituyente en Venezuela (1998-2000). Valencia, Tirant lo Blanch, 2001.

MONEREO, M. De la crisis a la revolución democrática. Barcelona, El Viejo Topo, 2013.

–       “La gran transición geopolítica”. El Viejo Topo, 2011, núm. 278.

–       Por Europa, contra el Euro. Barcelona, El Viejo Topo, 2014.

MONEREO, M. e ILLUECA, H. Por un nuevo proyecto de país. Barcelona, El Viejo Topo, 2015.

NAREDO, J. M. Raíces económicas del deterioro ecológico y social. Más allá de los dogmas. Madrid, Siglo XXI, 2010.

PÉREZ OROZCO, A. Subversión feminista de la economía. Madrid, Traficantes de Sueños, 2014.

–       “Amenaza tormenta: la crisis de los cuidados y la reorganización del sistema económico”. Revista de Economía Crítica, 2006, núm. 5.

–       “De vidas vivibles y producción imposible”, en Rebelión (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144215).

–       “Diagnóstico de la crisis y respuestas desde la economía feminista”. Revista de Economía Crítica, 2010, núm. 9.

SAPIR, J. El nuevo siglo XXI. Del siglo americano al retorno de las naciones. Barcelona, El Viejo Topo, 2008.

PALESTINA, un espacio de conflicto.

CONFERENCIA y debate a cargo de Jose Antonio Antón Valero, Profesor de Historia y miembro de Entrepobles.

Presenta: Jorge Negro (Seminarios de Lectura).

Fecha: Lunes 5 de octubre de 2015, a las 19h:

Lugar: C/ Serranos, 13 (FEIS-Salón de Actos).

– Acceso libre
– Aforo limitado
– La puerta se cerrará a las 19:15h. Se ruega puntualidad.

Colaboran: FEIS, Entrepobles, Acontracorrent , Frente cívico Somos Mayoria de Valencia

———-

Magnífico acto cuya grabación completa en video y sus materiales complementarios están a disposición:

Video en youtube: https://youtu.be/WI7-btWZOWE

Archivo de sonido:

PowerPoint: http://1drv.ms/1VVBJVP

Imagen del acto:  http://1drv.ms/1Q6Wv3i

LAS VENAS ABIERTAS DE AMERICA LATINA – Eduardo Galeano

SEMINARIO DE LECTURA

Actividad presencial en VALENCIA.

INFORMACIÓN e INSCRIPCIÓN:  jnegroasensio@gmail.com.

DURACION: 40-60 horas (20-30 sesiones) dependiendo del ritmo del grupo, en sesiones de dos horas semanales.

 

OBJETIVOS:

Principal: Realizar una lectura completa de LAS VENAS ABIERTAS DE AMERICA LATINA, de Eduardo Galeano. La lectura será llana, no erudita, con el fin de entender el planteamiento de la obra con la mayor profundidad posible, y reflexionar y discutir sobre su contenido, vigencia y relevancia para nuestro presente.

Secundarios:

  • Ilustrar los mecanismos de desposesión del capitalismo, y los métodos de ocultación del poder.

——————————————

 

DESARROLLO:

La obra está extraordinariamente bien escrita y documentada, trazando un hilo conductor que permite comprender y atar con sentido los acontecimientos económicos, sociales y políticos mundiales, desde el descubrimiento de América hasta nuestros días.

Día a día iremos avanzando en la lectura colectiva, completando el conocimiento común con la discusión entre tod@s, y la aportación de l@s especialistas que se unan a la lectura.

 

Materiales de trabajo:

Para las personas que tengan dificultades de lectura, se facilitará audiolibro completo en mp3.

Materiales complementarios:

 

¡Bienvenid@s a tod@s!

Trabajo garantizado + Renta Básica + Reparto de trabajo.

Las tres caras de la misma moneda: las condiciones individuales para la emancipación de la clase trabajadora.

¿Las condiciones sociales?: muchas, pero muy sencillas. Eliminación del fraude fiscal, progresividad fiscal hasta límite confiscatorio (ingresos individuales máximos) igualando la renta de las empresas a la de las personas físicas, penalización impositiva a la economía especulativa, sacar del mercado los bienes estratégicos y de subsistencia que ponen en peligro la soberanía alimentaria, energética y tecnológica (energía, agua, minería, tierras de cultivo, alimentación, vivienda) incluidos sanidad, pensiones, educación y justicia. Y lógicamente, la investigación, a través de las universidades, pública y al servicio de la sociedad.

Y República, claro, república, federación territorial y municipalismo, qué tontería. Igualdad formal, salvo discriminación positiva que compense el desigual acceso a los recursos provocado por la desigualdad material. Imperio de la Ley, separación de poderes y libertad de información. Qué burgués y caduco suena todo, sin duda, ¡pero qué bajo hemos caído!

¿Se quiere? Se puede.

Ahhhh ¿Que todo o parte de «eso» puede ser «incompatible» con el «euro»…? Vaya. Pues el «euro» se lo tendrá que hacer mirar, es decir, si quiere estar al servicio de las personas o de su explotación. Esto y no aquello, es lo incompatible.

Solo nos queda saber si somos de «izquierdas» o de «derechas», de forma consecuente y sin vergüenza. Para todo lo demás, trabajo y pedagogía.

 

Valencia, 25 de abril de 2015

(https://www.facebook.com/yacumino/posts/10205443336176737)

Confluencia: tic-tac-tic-tac .

Sobre el poder, y la confluencia de la izquierda española.

Por Jorge Negro Asensio (publicado en Rebelión, 13 de marzo de 2015)

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=196460&titular=confluencia:-tic-tac-tic-tac-

 

La izquierda nunca ha sido belicista. Porque no es competitiva, no es egoísta, no es excluyente. Porque no quiere el bien solo para si, sino para elevar sin distinción la dignidad de todos los seres humanos. Incluso la de aquellos que puedan no compartir esa visión de la vida. Quien es de izquierda no puede ser feliz con la miseria a su alrededor, aunque él mismo no la sufra.

Pero la derecha si puede, y vaya si puede: va en su ADN. El «homo homini lupus» y el «Principio de Razón Suficiente» operan como axiomas, inapelables, desde los que explicar y justificar todo lo que hay, por qué lo hay y por qué no puede ser -ni se permitirá que sea- de otra manera. Realmente, son dos argumentos muy básicos, pero no hace falta más: con esos dos axiomas los defensores del statu quo pueden no escatimar -ni escatimaron, ni escatimarán- recursos ni muertos, pues ambos los ponen siempre los mismos: los miserables, la sal de la tierra. “Ese es el mundo que hay”. “Nadie dijo que fuera justo”, ni que tuviera que serlo.

Así, en resumidas cuentas, unos no queremos la violencia porque nos resulta indigna; y otros no la quieren porque es costosa. Podría parecer que se trata de posiciones cercanas, pero bien vistas son incompatibles: de “caro” a “indigno” hay una asimetría fundamental, donde “caro” es algo cuya conveniencia se puede ponderar, e “indigno” es un término absoluto en el que no cabe matiz. Son planteamientos excluyentes. Entre sus defensores no hay nada que negociar.

Por tanto, la aparición de la violencia está garantizada. Unos la usarán creyéndose debidamente justificados; otros, espantados, se abstendrán incluso de la propia defensa, ejerciendo de sparrings hasta caer abatidos. En general podría decirse que no se trata siquiera de una cuestión moral, sino más bien constitutiva y posicional -genética, educacional, cultural… ¡tántas cosas nos constituyen!-. Hay quien siente vergüenza, y hay quien es un desvergonzado; sádico, masoquista; manipulador, ingenuo; egoísta, generoso ¿se pueden “educar” estas posiciones? Algunas, quizás ¿Y reeducar? Habrá que verlo. En todo caso, probablemente la empatía o la amoralidad no se elijan. ¿El cargo público hace sinvergüenza al político, o el cargo solo pone de manifiesto el sinvergüenza que ya era? ¿Se elige pegar a un estudiante o a un anciano desarmados en la calle; o la impunidad que da el anonimato del casco y las reglas del juego hace que se manifieste lo más despreciable de ti mismo?

En la lucha por la vida, el sitio en el que el azar nos pone saca brillo a lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros. Pero el olmo, como todo el mundo sabe, no da peras. Por lo que, independientemente del libreto y papel que nos haya tocado en el teatro del mundo, cada uno solo podrá comportarse como lo que es. Si por un casual tocó al zorro cuidar gallinas y al imbécil el papel de rey, ya tenemos garantizado el esperpento y el espectáculo no puede fallar.

En la lucha de clases -esa que muchos dicen que no existe- ocurre lo mismo. Una clase trata de obtener su subsistencia a partir del salario que la otra le permite ganar. La segunda vive a costa de la primera, controlando el acceso a los recursos naturales, a fin de que el populacho no se crezca en demasía. Si se puede, se hará sin violencia. Pero, si hay que usarla, se la usará. Porque lo que está en juego no es otra cosa que la supervivencia de clase, la posición en la “pirámide alimenticia”. Y como decían nuestras madres, “con la comida no se juega”. El poder, en la selva igual que en sociedad, solo se dirime por la fuerza.

Por tanto, si en última instancia el poder viene a depender del azar y de la fuerza (por mucho que queramos dorarlo de “derecho”) el asunto tiene mala solución. Estando en juego intereses de clase vitales y contrapuestos, solo resolubles por medio de una inteligencia y una voluntad que pueden no acompañar a una o a ninguna de las partes, y sin árbitro que dirima el litigio, … la cosa puede acabar en violencia. Y parafraseando a Murphy, si algo puede acabar mal, lo hará. Una de las partes ganará, lo llamará “justicia y restitución”, la otra perderá, y lo llamará “injusticia y expolio”… Con ello todo vuelta a empezar, sin haber aprendido nada: lo que por la fuerza se gana, por la fuerza se pierde. Ganar no es convencer, una victoria no es un contrato, y nadie sensato debería dormir tranquilo sobre lo obtenido por la mera fuerza.

Por eso, quizás, nadie -o casi nadie- quiere la violencia. Pero para evitarla no basta solo con desearlo: no hay acuerdo cuando una de las partes no quiere.

Si de verdad se desea evitar la violencia, entre partes con intereses contradictorios (dígase por ejemplo, sociedad de mercado, sociedad de castas, aristocracias hereditarias, religiones excluyentes, etnias irreconciliables, clases sociales capitalistas, etc.) ambas partes deben vivir y convivir en un mutuo y sagrado convencimiento: levantarse de la mesa de negociación sin un acuerdo mutuamente satisfactorio puede ser fatal para todos. Fuera del mutuo y libre acuerdo “toda” convivencia y paz es inviable. Y una vez desatada la violencia solo gana la fuerza. A partir de allí, cualquier victoria no solo es pírrica y efímera, sino que además depende de azares por definición completamente fuera de control.

El aspirante a tirano de turno (politicastro, pequeño estafador, ladrón, espabilado, mandamás, jefezuelo, dictador o potencia ocupante) debe vivir en el pleno convencimiento, en la certeza absoluta de que, pasado cierto límite tolerable de abuso o explotación, se le responderá con toda la contundencia que sea necesaria -incluso la violencia, si, aunque duela y repugne decirlo e incluso pensarlo-. Para él no es nada personal, es solo una cuestión de negocios, por lo que optará por la estrategia que reporte mayores, más rápidos o más seguros beneficios.

Para evitar la violencia, todo violento, descerebrado, perversillo o psicópata en potencia, debe tener claro que no saldrá impune, que no habrá tolerancia ni perdón ni compasión ni prescripción para con él; que siempre tendrá más que perder que ganar. Que toda victoria será pasajera,y que no podrá ocultarse ni huir y será perseguido allí donde vaya hasta el fin de sus días. Será un muerto civil, un muerto en vida.

Para eso, y para evitar una guerra civil, aceptamos que el Estado detentase el monopolio de la violencia legítima. Pero no sin condiciones. Ni siquiera en un absolutista como Hobbes.

Por eso, resulta especialmente dramático constatar una y otra vez cómo esa violencia legítima ha sido secuestrada y pervertida impunemente por los mismos delincuentes de quienes nos tenía que proteger. Y que de resultas de ello, una vez prostituidas las instituciones del Estado no haya más “violencia legítima” que la que gana, la que tiene el poder fáctico.

¡Vaya barbaridad!… Juntar en una misma frase “violencia”, “legítimidad” y “poder fáctico” es algo más que confuso: es un completo oximorón. Y es ofensivo para cualquier inteligencia: si solo es legítima la violencia que gana, ¿para qué nos hace falta el derecho?

Cuidado con la respuesta.

Asunto feo y difícil para la izquierda, para la gente de bien, para la gente decente, para los que simplemente queremos vivir y prosperar en paz, ganando el pan haciendo el bien, sin robarlo a nadie. Un asunto difícil, porque estamos obligados a jugar un juego en el que no elegimos ni el terreno ni las reglas: ambos son decididos por el enemigo, por los listillos, los psicópatas, los perversos, por los que van a medrar con la explotación ajena, con el sufrimiento del prójimo, con la vida de nuestros hijos, vendida al peso en el mercado internacional de carne humana.

Por eso, cuidado con la respuesta, porque -recordemos- las víctimas siempre las ponemos nosotros.

Si queremos evitar la violencia, tendremos que ser capaces de dar a luz un poder tan real, tan grande y tan omnipresente que como mínimo equilibre el terreno de juego, y en el que el enemigo sepa que está arriesgando a perderlo todo en una sola jugada.

¿Que ese poder se constituye para recomponer el consenso socialdemócrata de postguerra? Ya lo dijo Salustio: la mayoría no quiere ser libre sino tener un amo justo. Bienvenido sea. A mi me vale. (Mientras el amo sepa que no ser justo puede salirle -y le saldrá- caro).

¿Qué ese poder decide dar un paso más allá y terminar con la estructura de poder y de producción que nos somete a desigualdades estructurales, agotamiento del ecosistema, permanentes crisis, intrigas y peligros de golpes de estado abiertos o encubiertos? Bienvenido sea un nuevo Contrato Social. A mi me vale.

Sea lo que sea, será lo que tenga que ser. Pero lo que sea, que lo sea libremente y decidido por nosotros, no impuesto ni colado por la puerta de atrás.

Y eso no se hace hablando solo de confluencia. Ni deseándola. Se hace ejerciendo el poder, la ciudadanía, unificadamente, con un proyecto común, desde la diversidad individual, partidaria e ideológica, desde todos los rincones de la sociedad y el Estado, desde la sociedad civil erigida orgánicamente en pueblo.

Confundir imaginación con realidad, posibilidad con probabilidad, deseo con poder, es resignarnos a seguir siendo meros objetos inertes al vaivén de las fuerzas ocultas del enemigo, que nos arrastran a su antojo y conveniencia. Es condenarnos a la inevitabilidad de un gigantesco campo de concentración nazi, a un Matrix a escala global, con una masa ingente y creciente de lumpenproletariado ejerciendo de esbirros de un tirano difuso por un mendrugo de pan algo mayor que el que arrojan al resto.

Quedan quince o veinte días para ganar o fracasar, aunque parece que muy poca gente haya tomado conciencia de ello, y algunos se permitan seguir jugando a politiquillos de patio de colegio, con sus pequeñas intrigas y miserias palaciegas, como si viviéramos en un paraiso y la vida fuera eterna. Pero no habrá premio de consolación para el perdedor, ni segunda oportunidad. Si fracasamos en las municipales, lo siguiente con toda probabilidad será una debacle general. Nuestros hijos ya podrán ir pidiendo doble nacionalidad o permisos de trabajo allí donde quieran aceptarles como mano de obra barata.

Sinceramente, no se si -como pueblo- estamos a la altura del desafío; ni se si nuestros líderes y dirigentes lo están. Pero pronto lo veremos. Demasiado pronto.

Tic-Tac-Tic-Tac … Un reloj que lamentablemente no cuenta para el enemigo (como piensa el inventor de la expresión). Para el enemigo el tiempo está detenido, y le va muy bien que siga asi. El tiempo, solo corre para nosotros y corre en contra nuestra.

.
Jorge Negro Asensio (Valencia, 8 de marzo de 2015)

.
http://www.safecreative.org/work/1503083423388-jorge-negro-confluencia-tic-tac-8-3-15

Conceptos básicos de El Capital.

Jorge Negro Asensio

Aldaia, 28 de noviembre de 2014.

Presentación y resumen de los primeros 8 capítulos de El Capital (tomo I) de K.Marx.

(A continuación solo se reproduce la INTRODUCCIÓN, resto del documento disponible en el enlace  CONCEPTOS BASICOS DE EL CAPITAL).

http://people.safecreative.org/conceptos-basicos-de-el-capital/w1411232582049

 

INTRODUCCIÓN

Estado de la cuestión.

“La opulencia y la extravagancia de una minoría selecta es la condición indispensable para el progreso general” (Alejo Vidal-Quadras dixit 13- jul-2014)

Este es el “estado del conocimiento” a 2014. Pero no debería sorprendernos; barbaridades como esta ya se decían en 1714:

«Había una colmena que se parecía mucho a una sociedad humana bien ordenada. No faltaban bribones, ni malos médicos, malos sacerdotes, malos soldados, malos ministros. Y por supuesto, tenía una mala reina. Todos los días se cometían fraudes, y la justicia, llamada a reprimir la corrupción, era ella misma corruptible. Cada profesión y cada estamento, estaban llenos de vicios, y sin embargo la nación no era por ello menos próspera. Los vicios de los particulares contribuían a la felicidad pública; y esta felicidad, al bienestar de los particulares.

Pero un funesto dia se produjo un cambio en el espíritu de las abejas, y tuvieron la singular idea de no querer en adelante otra cosa que honradez y virtud. El amor exclusivo al bien se apoderó de los corazones, y pronto comenzó la ruina de la colmena. Desaparecidos los excesos, desaparecieron las enfermedades y no se necesitaron más médicos. Acabadas las disputas, se interrupieron los juicios y con ellos la necesidad de jueces y abogados. Las abejas, se volvieron económicas y moderadas: no más lujos, no más arte, no más comercio, y la desolación, en suma, fue general.

La conclusión fue inequívoca: Dejad, abejas, de quejaros: sólo las tontas se esfuerzan por hacer de un gran panal un panal honrado. Fraude, lujo y orgullo deben resplandecer, si queremos gozar de sus dulces beneficios». (Bernard de Mandeville, La fábula de las abejas, o cómo los vicios privados hacen la prosperidad pública. Madrid, Fondo de Cultura Económica, 1982).

Uno podría pensar que Mandeville estaba bromeando, incluso que hacía una crítica divertida y mordaz a las sinvergüencerías de la clase dirigente su época. Pero no, para nada. Mandeville, hablaba muy en serio:

«Allí donde la propiedad está bien protegida, sería más fácil vivir sin dinero que sin pobres, porque ¿quién haría sin pobres el trabajo?… Se debe velar para que los pobres no mueran de hambre, pero no deben recibir nada que valga la pena ahorrar. Y si con todo, un pobre, gracias a una diligencia extraordinaria y apretarse el cinturón, prospera, nadie debe impedírselo; el ahorro es la mayor virtud individual. Pero a todas las naciones ricas les interesa mucho más que sus pobres gasten continuamente todo lo que perciben… pues los que se ganan la vida con su trabajo diario no tienen nada que los ayude tanto a ser serviciales como sus necesidades: estas, es prudente mitigar, pero es insensato curarlas. La única cosa que hace diligente al hombre que trabaja es un salario moderado: si es demasiado pequeño lo desanima o, según su temperamento, lo empuja a la desesperación; pero si es demasiado grande, se vuelve insolente y perezoso… De donde se desprende que en una nación libre, donde no se permite tener esclavos, la riqueza más segura consiste en una multitud de pobres laboriosos. Porque además de ser la fuente inagotable de las armadas y los ejércitos, sin verles no habría ningún disfrute y ningún producto tendría valor. Por eso, para hacer feliz a la sociedad y para contentar al pueblo aun en su mísera situación, es necesario que la gran mayoría siga siendo tan ignorante como pobre. Pues el conocimiento amplía y multiplica nuestros deseos, y cuanto menos desee un hombre tanto más fácilmente podrán satisfacerse sus necesidades» (Mandevill, B. Citado en Marx, K. El Capital, tomo I, cap XXIII)

Estas cosas se podían decir y discutir siempre y cuando la población lectora no superara el 1% de la sociedad, coincidente además con la clase dirigente. 150 años después, la alfabetización universal obligó modificar el discurso, aunque de vez en cuando sigan apareciendo un Vidal-Quadras, un Warren Buffet o un Sheldon Adelson mostrando en su lengua las pústulas de podredumbre del sistema.

 

¿Por qué hay que leer El Capital?

Primeramente, porque al Capital le pasa lo que al Quijote: que todo el mundo lo cita y comenta, pero muy pocos lo han leido de primera mano.

  • Algunos, quizás, porque han llegado a él a través de las gafas de otros autores, “facilitadores” cuya explicación puede llegar a ser tan oscura que frustre toda comprensión y acobarde cualquier intento posterior de abrevar en el original.
  • Otros, porque han sido víctimas de traducciones nefastas, algo que puede ser incapacitante cuando se llega a partes del texto de innegable aridez o complejidad.
  • Y otros, seguramente la mayoría, porque sumado a lo anterior, han hecho suyo el bulo dominante de que se trata de una obra desfasada, caduca, prescindible. Que el mundo ha cambiado, que el capitalismo globalizado y financiero ya no es el mismo… Que el marxismo es una teoría del crecimiento y del pleno empleo, y que ahora hay que abogar por decrecimiento y la renta básica. Que el modelo social que Marx propone es utópico. Que el socialismo real ha fracasado… En fin… Argumentos, hay muchos.

Menuda sorpresa se llevarían, unos y otros, si pudieran acceder sin filtros a la obra original, en alguna de las magníficas traducciones de que hoy disponemos.

  • Los primeros, encontrarían que el Capital es una obra diáfana, cristalina. Compleja y profunda, sin duda, pero extraordinariamente pedagógica y agradecida ante el esfuerzo del lector. Una obra científica y filosófica imponente, pero escrita no para científicos ni filósofos, sino con la firme voluntad de ser comprensible a cualquier obrero con un nivel de comprensión lectora de bachillerato, o de EGB bien aprovechada.
  • Los últimos se encontrarían con que de nada de eso trata El Capital. El Capital es una obra muy modesta: trata simplemente (y nada menos que) de las bases fundamentales de la economía capitalista; de su origen, de su estructura y funcionamiento profundos, de las leyes que lo rigen y de las tendencias por las que además no puede ser de otra manera.

Decir que El Capital está obsoleto, y que en su lugar hay que dedicar el tiempo a estudiar teorías alternativas, o finanzas o relaciones internacionales, es como sostener que hay que estudiar computación, química o estadística … en vez de algo tan antiguo como la aritmética.

Sería una ingenuidad, si no fuera porque no lo es: se trata de un mensaje cuyo fin es disuadir de su lectura. No quieren que lo leamos.

Y no lo quieren, porque al igual que todo empresario sabe que las decisiones estratégicas de su empresa se toman contando con los dedos (y que la estadística solo es útil para justificar o esconder chanchullos), el capitalista sabe que el ABC de su negocio está en El Capital. Sin el fundamento de El Capital, la mayor parte de lo que se enseña bajo el epígrafe de “economía política” no es más que el manto de ruido e ideología con el que hoy se encubren las relaciones de explotación, y se justifican las decisiones políticas que mantienen el statu quo en un mundo alfabetizado e interconectado.

Explotacion, desigualdad social, violencia, manipulación las hubo siempre, toda vez que alguien fue capaz de apoderarse de recursos, medios de producción o medios de subsistencia. Lo que llamamos progreso, puede resumirse en la evolución histórica de las formas de extraer plusvalía, y de contener o desactivar revueltas sociales.

“Nadie es lo bastante fuerte para ser siempre el amo, si no transforma su fuerza en derecho y la obediencia en deber.” (Rousseau, J.J. Del Contrato Social)

El capitalismo es solo la forma peculiar en que una sociedad mercantil extrae la plusvalía mediante el trabajo asalariado y el consumo. Y El Capital, es su gran desvelador. Probablemente, el único esfuerzo de desvelamiento completo y sistemático del capitalismo, hecho con toda ingenuidad, disponiendo de toda la información, y previamente a la puesta en marcha de su maquinaria de ocultación. Hasta hoy.

La Revolución Francesa había mostrado que otro mundo era posible. Pero la Santa Alianza y la Restauración, en firme alianza con la alta burguesía, también habían dejado claro que no volverían a permitir vacíos de poder, ni cambios políticos ni económicos, sin poner sobre la mesa cuantos muertos ajenos fueran necesarios. Democracia y revolución condenados a ir de la mano. Pero la revolución general nunca se produjo; y los alzamientos del 48 (igual que ocurriría más tarde con la Comuna de París) acabarían ahogados en sangre.

Marx tuvo que huir y exiliarse en GB.

A partir de entonces se dedicó obsesivamente a dos actividades:

  • Promover y organizar la asociación de trabajadores, procurando entender y romper la falsa conciencia que impedía a los obreros desligarse de la ideología de la clase dominante (fenómeno que dicho sea de paso no sería empezado a comprender -entre otros, por los modelos antropológicos del Materialismo Cultural- hasta los años 80 del siglo pasado)
  • Tratar de desentrañar las leyes que subyacen a la economía capitalista.

Dedicó 20 años a bucear en la Biblioteca del Museo Británico, estudiando Historia, economía clásica, y sobre todo los datos de las extraordinarias estadísticas recogidas en los Libros Azules del gobierno inglés.

En 1867 dio a luz la primera edición de El Capital, pero la actividad política, el esfuerzo titánico de redacción del primer tomo, y la obsesión correctora de las sucesivas reimpresiones frustraron la publicación de los dos siguientes, de los que solo quedaron borradores y notas que post mortem Engels, la hija y el yerno de Marx se encargarían de publicar.

Marx murió el 14 de marzo de 1883, apátrida, y a su entierro solo acudieron 9 personas.

Sin embargo, la obra que nos legó dio lugar a una revolución política e intelectual; y hoy, aunque no se lea, es un clásico:

  • Primero, porque es una obra científica mayúscula, de apabullante vastedad, realizada con meticulosidad y precisión tan asombrosas que 150 años después sigue permitiendo a cada generación múltiples relecturas.
  • Y segundo, porque para nuestra desgracia y contra todo pronóstico, no perdió vigencia ni capacidad iluminadora. El capitalismo industrial nacional, para el que Marx formuló sus leyes, fue capaz de superar una tras otras todas sus contradicciones y crisis sistémicas, derivándolas bien sobre los trabajadores o sobre otras regiones del planeta, sobreviviendo a dos guerras mundiales, a los fascismos y comunismos, y llegar hasta nosotros reconvertido en capital financiero globalizado, trasponiendo todos los elementos que Marx había descrito para un entorno nacional acotado, a un nuevo entorno también acotado pero a escala planetaria.

El Capital década tras década sigue saliendo desde el fondo de las bibliotecas como un foco incómodo, para iluminar una y otra vez y poner ante nuestra vista todo lo que nos esconden … y también lo que no queremos ver.

La vida material de los hombres domina y condiciona el desarrollo de la vida social, política e intelectual. Por eso, toda posibilidad de libertad individual y colectiva pasa por el conocimiento profundo de las leyes que determinan nuestra vida material. Conocimiento, para la autoconciencia; autoconciencia para la emancipación.

Ese y no otro era y es el cometido de El Capital: poner de manifiesto las leyes y tendencias que subyacen al modo de producción capitalista, y correr el velo del relato dominante que esconde la desigualdad y la explotación. Correr el velo para alumbrar la estructura de lo real y dar una oportunidad a la acción humana y a la libertad.

Hoy, fuera del ámbito académico, prácticamente ni se le lee ni se le discute. Las referencias a El Capital no pasan de frases hechas, descontextualizadas y privadas de su poderoso aparato argumentativo. Sin embargo, nos es aplicado a diario y con fervor por los teóricos y técnicos del poder. Convendría tenerlo presente, al menos para reconocer ciertos gestos y verlos venir.

La clase obrera sucumbió a la falsa conciencia y al consumismo igualador, renunciando a la movilización de clase y sindical, olvidando que lo que distingue al asalariado del burgues no es su nivel de consumo sino la propiedad de los medios de producción y el acceso a los recursos naturales. Una renuncia que, no sabe, llevaba aparejada la renuncia a la ciudadanía, puesto que sin igualdad material no hay igualdad legal, y ante derechos iguales siempre gana la fuerza. Una tragedia, más tragedia aun por anunciada.

A quienes ya conocéis la obra, seguramente muchos en este foro, os invito a releerla. Personalmente, si diez veces la he leído, diez veces me he sorprendido con ella: es inagotable. Y a quienes todavía no lo habéis intentado, os invito a leerla: no se trata solo de una de las obras más importantes de la historia del pensamiento universal, sino que pocas puede haber hoy más pertinentes.

No está demás insistir en que se trata de una obra que a veces puede resultar difícil, pese al esfuerzo de su autor, con pasajes verdaderamente áridos, sobre todo los primeros 4 capítulos, por añadidura los más importantes. De esto, Marx era consciente:

“Los comienzos son siempre difíciles, y esto rige para todas las ciencias”. “Nada puedo contra esto, salvo advertir y prevenir a los lectores que buscan la verdad. En la ciencia no hay caminos fáciles, y solo podrán acceder a sus cumbres luminosas quienes no teman fatigarse escalando por senderos escarpados” (Marx, K. El Capital, tomo I. Prologo a la edición francesa, 1872.

Con esto a la vista, y con la muy modesta intención de allanar el camino de su lectura, a continuación intentaré un breve resumen, un escueto mapa, de los primeros capítulos de El Capital. Ojalá sea un estímulo, y no otro obstáculo más, para quienes luego quieran acercarse de primera mano al original.

Jorge Negro Asensio

Aldaia, 28 de noviembre de 2014

 

MATERIALES y actividades.

La edición recomendada de El Capital es:

MARX, K. – EL CAPITAL – TOMO I (Ed. Siglo XXI) Traducción y notas de Pedro Scarón, sobre la última edición supervisada personalmente por Marx.

◦ Enlace a PDF: http://www.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/capital1/

◦ Audiolibro en mp3 para discapacitados visuales (solo texto, sin notas) http://jornea.blogs.uv.es/2012/07/27/marx-el-capital-tomo-i-sin-notas/

Además, todos los años en febrero, se inicia una lectura pública, colectiva y discusión en voz alta, de la obra completa (linea a linea). Es una actividad no erudita, dirigida a ciudadanos en general. Duración 12-15 meses, en sesiones semanales de 2 horas: Seminarios de Lectura de El Capital. http://jornea.blogs.uv.es/seminarios-de-lectura/

 

Enlace al documento completo, CON EL RESUMEN CAPÍTULO A CAPÍTULO:

CONCEPTOS BASICOS DE EL CAPITAL

El asalto neoliberal a las universidades ( Chomsky )

Os invito a leer y reflexionar detenidamente sobre el siguiente texto:

NOAM CHOMSKY: EL TRABAJO ACADÉMICO, EL ASALTO NEOLIBERAL A LAS UNIVERSIDADES Y CÓMO DEBERÍA SER LA EDUCACIÓN

No tiene desperdicio. Aunque en principio trate del «problema académico», como lo económico y lo político es transversal, no hay asunto que no toque y ate. Chomsky, una vez más, iluminando la caverna.

(…) «la contratación de trabajadores temporales se ha disparado en el período neoliberal, en la universidad estamos asistiendo al mismo fenómeno. La idea es dividir a la sociedad en dos grupos. A uno de los grupos se le llama a veces “plutonomía” (un palabro usado por Citibank cuando hacía publicidad entre sus inversores sobre la mejor forma de invertir fondos), el sector en la cúspide de una riqueza global pero concentrada sobre todo en sitios como los EEUU. El otro grupo, el resto de la población, es un “precariado”, gentes que viven una existencia precaria.

Esa idea asoma de vez en cuando de forma abierta. Así, por ejemplo, cuando Alan Greenspan testificó ante el Congreso en 1997 sobre las maravillas de la economía que estaba dirigiendo, dijo redondamente que una de las bases de su éxito económico era que estaba imponiendo lo que él mismo llamó “una mayor inseguridad en los trabajadores”. Si los trabajadores están más inseguros, eso es muy “sano” para la sociedad, porque si los trabajadores están inseguros, no exigirán aumentos salariales, no irán a la huelga, no reclamarán derechos sociales: servirán a sus amos tan donosa como pasivamente. Y eso es óptimo para la salud económica de las grandes empresas. En su día, a todo el mundo le pareció muy razonable el comentario de Greenspan, a juzgar por la falta de reacciones y los aplausos registrados. Bueno, pues transfieran eso a las universidades: ¿cómo conseguir una mayor “inseguridad” de los trabajadores? Esencialmente, no garantizándoles el empleo, manteniendo a la gente pendiente de un hilo que puede cortarse en cualquier momento, de manera que mejor que estén con la boca cerrada, acepten salarios ínfimos y hagan su trabajo; y si por ventura se les permite servir bajo tan miserables condiciones durante un año más, que se den con un canto en los dientes y no pidan más. Esa es la manera como se consiguen sociedades eficientes y sanas desde el punto de vista de las empresas. Y en la medida en que las universidades avanzan por la vía de un modelo de negocio empresarial, la precariedad es exactamente lo que se impone.»

(…)

«a comienzos de los 70, suscitaba mucha preocupación en todo el espectro político establecido el activismo de los 60, comúnmente conocidos como “la época de los líos”. Fue una “época de líos” porque el país se estaba civilizando [con las luchas por los derechos civiles], y eso siempre es peligroso. La gente se estaba politizando y se comprometía con la conquista de derechos para los grupos llamados “de intereses especiales”: las mujeres, los trabajadores, los campesinos, los jóvenes, los viejos, etc. Eso llevó a una grave reacción, conducida de forma prácticamente abierta. En el lado de la izquierda liberal del establishment, tenemos un libro llamado The Crisis of Democracy: Report on the Governability of Democracies to the Trilateral Commission, compilado por Michel Crozier, Samuel P. Huntington y Joji Watanuki (New York University Press, 1975) y patrocinado por la Comisión Trilateral una organización de liberales internacionalistas. Casi toda la administración Carter se reclutó entre sus filas. Estaban preocupados por lo que ellos llamaban la “crisis de la democracia” y que no dimanaba de otra cosa del exceso de democracia. En los 60 la población –los “intereses especiales” mencionados— presionaba para conquistar derechos dentro de la arena política, lo que se traducía en demasiada presión sobre el Estado: no podía ser. Había un interés especial que dejaban de lado, y es a saber: el del sector granempresarial; porque sus intereses coinciden con el “interés nacional”. Se supone que el sector graempresarial controla al Estado, de modo que no hay ni que hablar de sus intereses. Pero los “intereses especiales” causaban problemas, y estos caballeros llegaron a la conclusión de que “tenemos que tener más moderación en la democracia”: el público tenía que volver a ser pasivo y regresar a la apatía. De particular preocupación les resultaban las escuelas y las universidades, que, decían, no cumplían bien su tarea de “adoctrinar a los jóvenes” convenientemente: el activismo estudiantil –el movimiento de derechos civiles, el movimiento antibelicista, el movimiento feminista, los movimientos ambientalistas— probaba que los jóvenes no estaban correctamente adoctrinados.

Bien, ¿cómo adoctrinar a los jóvenes? Hay más de una forma. Una forma es cargarlos con deudas desesperadamente pesadas para sufragar sus estudios. La deuda es una trampa, especialmente la deuda estudiantil, que es enorme, mucho más grande que el volumen de deuda acumulada en las tarjetas de crédito. Es una trampa para el resto de su vida porque las leyes están diseñadas para que no puedan salir de ella. Si, digamos, una empresa incurre en demasiada deuda, puede declararse en quiebra. Pero si los estudiantes suspenden pagos, nunca podrán conseguir una tarjeta de la seguridad social. Es una técnica de disciplinamiento»

Para l@s despista@s adjunto el documento original de la Trilateral : The Crisis of Democracy: Report on the Governability of Democracies to the Trilateral Commission (1973). Todo un clásico. (Disponible en internet http://www.trilateral.org/download/file/TC_list_3-14(2).pdf ).

 

Acuerdo sobre la deuda externa alemana de 1953

Buen resumen de los Acuerdos de Londres de 1953 por los que se regula el pago de la deuda exterior de Alemania.

(Fuente: Historia y sociedad. http://lena-historiaysociedad.blogspot.com.es/2013/06/acuerdo-de-londres-de-1953-o-acuerdo.html?spref=fb)

.

Acuerdo de Londres de 1953 o Acuerdo sobre la deuda externa alemana de 1953

.
          Se conoce con este nombre al tratado o acuerdo que consistió en la quita o anulación de parte de la deuda alemana en un 62%, tanto las deudas contraídas en el período de entreguerras, como las deudas resultantes de la posguerra, por parte de 25 países acreedores. Tras las negociaciones, celebradas en Londres, entre el 27 de febrero y el 8 de agosto de 1953, el acuerdo recogía una quita sobre las deudas privadas alemanas, contraídas tanto en el período anterior a la Segunda Guerra Mundial (22.600 millones de marcos), como la deuda de la posguerra estimada en 16.200 millones.
          Los acreedores de Alemania, tanto los que poseían más deuda (Estados Unidos, Reino Unido y Francia) como otros muchos (Bélgica, Canadá, Ceilán, Dinamarca, Grecia, Irán, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, Noruega, Pakistán, España, Suecia, Suiza, la Unión de Sudáfrica y Yugoslavia, entre otros) acordaron la anulación de la deuda en un 62,6% quedando pendiente de pago 14.500 millones de marcos (7.500 millones correspondientes a las deudas privadas contraídas antes de la guerra y 7.000 correspondientes a la posguerra).
         La Conferencia de Londres adoptó una solución comprensiva para abordar las deudas restantes de Alemania, relativas a dos partes constituyentes:
  • Préstamos que Alemania había tomado durante la República de Weimar para satisfacer los acuerdos de reparación del Tratado de Versalles de 1919, que ya habían sido aplazados dos veces y que posteriormente fueron en parte cancelados.
  • Préstamos que el gobierno federal había recibido de las potencias occidentales, especialmente de Estados Unidos, para financiar la reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial.
         Para garantizar que la economía de Alemania occidental realmente se relanzara y constituyera un elemento estable y central en el bloque atlántico frente al bloque del Este, los aliados acreedores hicieron grandes concesiones a las autoridades y empresas alemanas, que fueron mucho más allá de la reducción de la deuda. Se partía del principio de que Alemania debía estar en condiciones de reembolsar la deuda manteniendo un alto nivel de crecimiento y una mejora de las condiciones de vida de la población. Pagar sin empobrecerse. Con este fin, los acreedores acordaron:
  1. Que Alemania reembolsara en su moneda nacional, el deutshe mark, lo esencial de la parte que se le reclamada. En forma marginal, reembolsara en divisas fuertes (dólares, francos suizos, libras esterlinas…).
  2. Que al comienzo de los años cincuenta, mientras el país todavía tenía una balanza comercial negativa (el valor de las importaciones es mayor que el de las exportaciones), las potencias acreedoras aceptaban que Alemania redujera sus importaciones puesto que podía producir muchos bienes que antes importaba. Al permitir que Alemania sustituyera importaciones por bienes de producción propia, los acreedores aceptaban reducir sus exportaciones hacia este país. En el período 1950-1951, el 41 % de las importaciones alemanas provenían del Reino Unido, de Francia y de Estados Unidos. Si se suma a esta cifra la parte de las importaciones provenientes de otros países acreedores participantes de la conferencia (Bélgica, Países Bajos, Suecia y Suiza), la suma total llegaba hasta el 66 %.
  3. Que los acreedores autorizaban que Alemania vendiera sus productos en el extranjero, estimulando incluso sus exportaciones, con el fin de conseguir una balanza comercial positiva. Estos diferentes elementos estaban consignados en la declaración antes mencionada. «La capacidad de pago de Alemania, a sus deudores privados y públicos, no significa sólo la capacidad de efectuar los pagos regularmente en marcos alemanes sin consecuencias inflacionarias, sino también que la economía del país pueda cubrir sus deudas teniendo en cuenta su balanza de pagos actual. 

El establecimiento de la capacidad de pago de Alemania requería hacer frente a ciertos problemas que eran:

  1. la futura capacidad productiva con una consideración particular sobre la capacida productiva de bienes exportables y la capacidad para la sustitución de importaciones;
  2. la posibilidad de vender mercaderías alemanas en el exterior;
  3. las probables condiciones de comercio en el futuro;
  4. las medidas fiscales y económicas internas necesarias para asegurar un superávit para exportar.
         En caso de litigio con los acreedores, en general, los tribunales alemanes eran competentes. Se dice, explícitamente, que, en ciertos casos, «los tribunales alemanes podrán rechazar la ejecución […] la decisión de un tribunal extranjero o de una instancia arbitral.» Es el caso, cuando «la ejecución de la decisión sería contraria al orden público», (p.12 del Acuerdo de Londres).
        Otro elemento muy importante, fue que el servicio de la deuda se fijaba en función de la capacidad de pago de la economía alemana, teniendo en cuenta los adelantos en la reconstrucción del país y los ingresos por exportación. Así, la relación entre servicio de la deuda e ingresos por exportación no debía superar el 5 %. Esto quiere decir que Alemania occidental no debía dedicar más de una vigésima parte de sus ingresos por exportación al pago de su deuda. En la práctica, Alemania no destinó jamás más del 4,2 % de estos ingresos al pago de la deuda (cifra alcanzada en 1959).
        Y otra medida excepcional fue la aplicación de una reducción drástica del tipo de interés, que osciló entre 0 % y 5 %.
Las potencias occidentales le brindaron a Alemania del Oeste una ofrenda de un enorme valor económico: el artículo 5 del acuerdo firmado en Londres postergaba el pago de las reparaciones y de las deudas de guerra —tanto de la primera como de la segunda guerra mundial— que la República Federal Alemana debía a los países ocupados, anexados o agredidos, así como a sus poblaciones.
         Finalmente, hay que tener en cuenta las donaciones en dólares de Estados Unidos a Alemania occidental: 1.173, 7 millones de dólares en el marco del Plan Marshall, entre el 3 de abril de 1948 y el 30 de junio de 1952 (o sea, cerca de 10.000 millones de dólares actuales). A los cuales se agregaban, por lo menos, 200 millones de dólares (cerca de 2.000 millones de dólares actuales), entre 1954 y 1961, principalmente a través de la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID).
         Gracias a esas condiciones excepcionales, Alemania occidental se recuperó económicamente en forma muy rápida y terminó por absorber a Alemania del Este a comienzos de 1990. Y ahora, es por lejos, la economía más fuerte de Europa.
         El Acuerdo fue tan definitivo que por muchas décadas prácticamente no hubo discusión alguna, ni interna ni externa, acerca de la cuestión de la deuda nacional alemana.
.

Consecuencias

  • La reducción de la deuda de la República Federal Alemana (RFA) fue clave para su rápida reconstrucción después de la Segunda Guerra Mundial; el crecimiento supuso el resurgimiento de Alemania como potencia mundial. El cumplimiento de las condiciones impuestas permitió a Alemania entrar en las instituciones económicas internacionales, como el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Organización Mundial del Comercio. Gracias a las distintas garantías del acuerdo y al generoso nivel de reducción de deuda, Alemania tuvo muy bajos indicadores de deuda pública y externa hasta la  recesión de los años setenta. Solo de los ochenta en adelante, primero debido a los costes de la reunificación y luego a la crisis financiera global de 2008, la relación deuda/PIB de Alemania se elevó hasta alrededor del 80%, donde todavía se mantiene hoy.
  • El acuerdo contribuyó de manera significativa al boom alemán de los cincuenta y los sesenta, así como a la rápida reconstrucción de un país tan devastado.

Finalización del pago de la deuda

El 3 de octubre de 2010 Alemania terminó de pagar la deuda pendiente según el acuerdo de Londres de 1953.

————————
Noticias sobre el Acuerdo de Londres de 27 de Febrero de 1953
[Paula Suárez Buitrón, Deuda externa, Juego de Intereses, Lecciones del acuerdo de Londres de 1953, Quito, Ecuador.]

El Acuerdo Trasatlántico

Los recortes en derechos sociales y libertades políticas forman parte de los requisitos de «convergencia» exigidos para el Acuerdo Trasatlantico.

«Europa» no es el enemigo, sin duda: es solo la herramienta con la que nos están machacando, gracias a nuestra ingenuidad e ignorancia, y con el apoyo entusiasta de los psicópatas, corruptos y cipayos locales.

Podemos estar en «contra» de Europa (de la misma idea o de su realidad), para reconfigurarla o para eliminarla, pero no podemos ignorarla. Es suicida. Desentendernos de ella, darle la espalda, es enterrar la cabeza para no ver el tren que se nos viene encima.

La batalla principal se debe librar aquí, sin duda, para quitarnos de encima a los mamporreros autóctonos. Pero el centro de mando está en Bruselas, y es allí donde se deciden las estrategias y se dan las órdenes a los sicarios: a nuestras espaldas, pero con nuestro dinero, con pólvora de rey, con nuestras vidas y futuro.

Más nos vale que no nos sea indiferente… aunque nos digan «populistas».

 

——————————

 

A continuación adjunto un breve y clarificador artículo de Ignacio Ramonet al respecto:
http://www.attac.es/2014/03/01/peligro-acuerdo-transatlantico/

La nueva colonización: la UNION EUROPEA.

Salir del euro constituye la única «posibilidad» de retomar el control político sobre la economía, y por ende sobre nuestras vidas, ya que dentro jugamos en una partida amañada donde solo somos los pagafantas. Pero a no engañarse, recuperar el control político constituye una alternativa completamente exenta de promesas; igual que en la vida: con el control en nuestras manos, y contra la mano del amo, todo es incertidumbre. La cuestión, por tanto, pasa por decidir si somos gentes de amo, como siempre hemos sido, o si nos atrevemos de una vez por todas a la mayoría de edad. Todo un dilema.

A continuación, una serie de artículos con una impecable argumentación por parte de los doctores Héctor Illueca y Adoración Guamán.

LA UNIÓN EUROPEA: UNA NUEVA COLONIZACIÓN (I)

La Unión Europea: una nueva colonización (y II)

Kennedy . Lo que no se dice sobre su asesinato .

Lo que los medios españoles no dijeron sobre el asesinato del Presidente Kennedy

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 28 de noviembre de 2013

Este artículo critica la cobertura insuficiente de la realidad estadounidense por parte de la gran mayoría de medios de información españoles sobre acontecimientos en EEUU. El artículo analiza el asesinato del Presidente Kennedy, examinando el contexto político que lo configuró y mostrando información que no se ha presentado al público español.


La gran mentira de la sanidad privada en 8 gráficos

 

Excelente artículo de Alberto Sicilia (Principio Marsupia) que reproduzco íntegramente a continuación porque lo considero del mayor interés. (no obstante pinchando en el siguiente enlace puede accederse a la fuente original).

 

La gran mentira de la sanidad privada en 8 gráficos

Publicado por Alberto Sicilia el

 

 

“El mercado es más eficiente que el Estado gestionando la sanidad”. Desde que comenzó la crisis escucho cada vez más este argumento. Podríamos abrir un debate filosófico al respecto. Pero en realidad no hace falta: hay datos.

Entre los países ricos existen dos grandes grupos en cuanto a cobertura sanitaria: EEUU y el resto. La diferencia entre estos dos “universos” puede observarse bien en este primer gráfico.

¿Qué porcentaje de la población tiene garantizada la protección sanitaria a través de un programa público?

porcentaje-cubierta-publico

Antes de continuar, hagamos algunos matices importantes. En EEUU hay ciertos programas públicos: Medicare, Medicaid, Veteran Health Administration, etc. (de ahí el 27% del gráfico anterior). En el “resto del mundo” las formas de gestión sanitaria no son exactamente iguales. En algunos países el Estado emplea directamente a los médicos (Reino Unido, España), en otros países la mayoría de las consultas son privadas pero el Estado paga las facturas (Francia) y también existe el “modelo suizo” donde la gestión se deja en manos privadas pero el Estado regula muy fuertemente a las compañías (ningún ciudadano puede quedarse sin seguro sanitario y las familias pobres tienen subsidios para pagarlo).

Si el mercado es más eficiente que el Estado gestionando la sanidad privada, entonces en EEUU la sanidad será muy barata y en el resto de países muy cara, ¿no?

Ocurre todo lo contrario, los estadounidenses son quienes más dinero se gastan en su sanidad (linea negra del gráfico)

gasto-sanitario

Bueno, quizás en EEUU la sanidad sea muy cara, pero los resultados serán mucho mejores que en el resto de los países, ¿no?

Todo lo contrario. EEUU tiene los peores índices sanitarios entre los países ricos. Veamos por ejemplo su mortalidad infantil.

mortalidad-infantil

¿Y la esperanza de vida?

esperanza

Otro ejemplo: amputaciones de extremidades inferiores por diabetes.

amputacion-diabetes

Entonces se gastarán tanto porque van mucho más al médico que el resto del mundo, ¿no?

Que no, que no.

visitas-medicas

Bueno, pero siendo tan caro, seguro que las listas de espera no existen, ¿verdad?

Error.

same-day-next-day-appointment

OECD, Health Care Data

En el país más rico y poderoso del planeta, más de un tercio de los enfermos no pueden seguir un tratamiento por problemas económicos.

enfermos-no-medicos-no-tratamiento

OECD Health Care Data

Cada vez que escucho que “el mercado libre el más eficiente que el Estado gestionando la sanidad” tengo una respuesta clara: mira los datos.