Chernyshevski, N. G. – ¿QUÉ HACER? ( Audio audiolibro mp3)

 

La grabación enlazada a continuación reproduce en mp3 la inmortal obra de Nikolai Chernyshevski, ¿QUÉ HACER?, escrita a los 34 años, en 1862, durante los meses de su confinamiento en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo. Condenado posteriormente al exilio en Siberia, murió en 1889 a la edad de 61 años.

Publicista, líder narodnik y filósofo, su novela influyó considerablemente en muchos otros revolucionarios rusos, entre ellos el mismo Lenin, quien titularía uno de su tratados políticos de la misma manera.

Estáis ante una obra bella y profunda, cuya visión del socialismo (con sus aciertos e ingenuidades) lamentablemente todavía tiene mucho que decir. A lo largo de la trama se ponen de manifiesto muchas de las condiciones de posibilidad y obstáculos a cualquier alternativa de emancipación futura. Pero además, el autor insistirá en que el cambio político sin cambio personal no será posible. No fantasea con un mundo quimérico, sino con el quehacer cotidiano de seres humanos corrientes, precursores de una sociedad aun inimaginable. De ahí, su anuncio de un feminismo que todavía hoy asombra por su sencillez y radicalidad: no hay amor sin libertad, no hay libertad sin independencia, no hay independencia sin respeto a la individualidad. (…) La mujer no se realizará como persona mientras no encuentre su papel en la sociedad y mientras no asuma los vínculos más íntimos con el hombre desde la más absoluta igualdad.

Somos pobres, pero somos gente trabajadora, tenemos las manos sanas. Somos oscuros; pero no somos tontos y queremos luz. Aprenderemos; el conocimiento nos liberará; trabajaremos, el trabajo nos enriquecerá; todo irá bien; el que viva, lo verá.

Somos vulgares, pero por nuestra vulgaridad sufrimos nosotros mismos. Estamos llenos de prejuicios, pero nosotros mismos padecemos por ellos; lo sentimos. Buscaremos la felicidad, y encontraremos el humanismo, y seremos buenos; todo irá bien, el que viva, lo verá.

El trabajo sin el conocimiento es inútil; nuestra felicidad es imposible sin la felicidad de los demás. Nos ilustraremos y nos enriqueceremos. Seremos felices y seremos hermanos y hermanas; todo irá bien, el que viva lo verá. 

Aprenderemos y trabajaremos; cantaremos y amaremos, habrá paraíso en la tierra. Estaremos alegres de vivir; todo irá bien, será pronto, lo veremos todos. (canción popular).

Que la disfrutéis y os resulte tan enriquecedora como a mi 😀

Nikolái Chernyshevski en la wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Nikol%C3%A1i_Chernyshevski

Supongo que por su tiempo, esta obra ya esta liberada de derechos de autor y edición. No obstante, como el resto de los elementos de este blog, su grabación y todos los documentos adjuntos están destinados exclusivamente a facilitar el acceso a la lectura a personas con deficiencias visuales (si no es su caso, no debe proceder a su descarga).

—————————–

LINK

Nikolái Chernyshevski – QUE HACER

 

Bogdanov – Estrella roja ( audio audiolibro mp3 )

Estrella Roja, de Alexander Bogdánov (1908)

Hubo un tiempo en que se creyó que los viajes interplanetarios se volverían algo rutinario. Pero hoy contemplamos las fotografías en blanco y negro de un cohete Saturno 5 como los barbaros del siglo VI debieron admirar un acueducto romano, preguntándose qué raza de gigantes pudo construir tal maravilla. Y no es el único aspecto en el que el pasado parece habernos alcanzado -y sobrepasado.

Estrella Roja es una incursión en la utopía (género, por lo general, evitado por los marxistas), producto de la derrota de la Revolución de 1905 y de la  desaparición de las organizaciones de trabajadores y del aplastamiento del entramado cultural y revolucionario de la época.

Hoy, víctimas como somos de otros cambios de rumbo y de más recientes derrotas, sigue impresionando el optimismo histórico de este texto. Porque, a diferencia de los de nuestra generación, pertenece a un “mundo” en el que la gente “creía” firmemente en la existencia de un “futuro”.

Por el contrario, sentir nostalgia por el futuro se ha vuelto casi un signo de la vida moderna, porque al “sentido común” actual le ha sido negado el futuro, presentándolo siempre como oscuro, temible, distópico… frente a un presente del que se dice -y repite machaconamente- que no hay alternativas.

Las desesperanza y la resignación como estilo literario, son cultivadas en la academia, el púlpito, el estrado, los medios de comunicación. Y encuentran su versión Disney en esa forma de enfermiza de pasatiempo -o cometiendo?- que son las series televisivas. El mensaje negativo ha calado tanto en el imaginario colectivo que hasta los simpatizantes de la izquierda claudican dolorosamente ante el “realismo” oficial, casi llegando a sentir vergüenza por preocupaciones que no sean “razonables”, “alcanzables”, “eficientes”, contables… Así, ya nadie parece dispuesto a a defender más que variantes de un capitalismo periclitado, de rostro más o menos brutal o mas o menos amable, al que nadie (ni detractores ni amigos) ve salidas.

Es como si la utopía fuera vergonzante, peligrosa. Como si su sola presencia pudiera causar más daño que la negación continuada -impotente, cobarde- a sobrepasar los límites de lo presente. Y algo de razón tienen, porque si hay algo que mueva a a la acción es la alegría y la confianza en un futuro, en un proyecto deseable y alcanzable. El miedo y la resignación aíslan a las personas, cada una en su caparazón. La utopía y la esperanza, por el contrario, los conecta en una emoción compartida y esfuerzo común. La resignación es el opio que perpetua los tiranos. La utopia, la luz que los desnuda y expulsa.

En un momento en el que la burguesía ha olvidado mantener la esperanza en un futuro mejor, e incluso sus fantasías no son más que fantasías de devastación y salvación individual, Estrella Roja invita a imaginar -con libertad y responsabilidad, pero siempre con alegría- en un futuro diferente, posible y alcanzable.

(Texto parafraseado del prólogo a la obra)

————————————-

Alexander Bogdanov en la wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Aleks%C3%A1ndr_Bogd%C3%A1nov

—————————————

Esta obra está sujeta a derechos de edición y traducción, por lo que tanto los archivos mp3 como los documentos adjuntos están destinados exclusivamente a facilitar el acceso a la lectura a personas con deficiencias visuales (SI NO ES SU CASO, NO DEBE PROCEDER A LA DESCARGA).

LINK

BOGDANOV – ESTRELLA ROJA

Wright Mills, Ch. – La elite del poder (FCE, 1993)

Brillante y riguroso ensayo del gran sociólogo norteamericano Ch. Wright Mills, en el que se destripan las bases y estructura de la sociedad y el poder norteamericano de postguerra… básicamente extrapolable a la estructura de poder del mundo capitalista global.

Una obra, lamentablemente, de gran actualidad y pertinencia. Como decía Quevedo, de esas que «enmiendan o fecundan» nuestros asuntos.

A continuación, el enlace de descarga en PDF

WRIGHT MILLS – LA ELITE DEL PODER

Y por último, una sesuda reseña para animaros a la lectura.  🙂

———————————————————————————–

C. Wright Mills: La Élite del Poder. Pensamiento y Praxis Sociológica. Su Valor Para la Disciplina de las Relaciones Internacionales
Lic. J. Ignacio Frechero (Publicado el 05/05/2011)

Reseña de C. Wright Mills, La Élite del Poder, Fondo de Cultura Económica, México DF, 1993. [C. Wright Mills, The Power Elite, Oxford University Press, New York, 1956]

Se ha dicho que dentro de las diferentes disciplinas de las Ciencias Sociales es posible distinguir dos tipos de investigadores o “productores de conocimiento”: el científico social y el pensador normativo. El primero, abundante en exceso, cumple el rol de generar o ajustar teorías para que sean funcionales a los intereses y estructuras de poder imperantes en una determinada sociedad. El segundo, notoriamente más escaso, se lanza a la cruzada de demoler los esquemas existentes que atan el avance del conocimiento científico y busca abrir campos de debate, de progreso en la realidad cotidiana de una sociedad.

C. Wright Mills (1916-1962) es un fiel ejemplo de éste último tipo. Desde sus escritos sociológicos, fue el exponente intelectual principal del liberalismo radical o progresista de las décadas de los ’40 y los ‘50. Batalló contra el nuevo liberalismo de David Truman, Daniel Bell, Seymour Martin Lipset, Charles Frankel, Richard Hofstadter e incluso Reinhold Niebuhr (1); reveló la inutilidad del behaviourismo de Lloyd Warner y la innecesaria parsimonia de la teoría sistémica de Talcott Parsons.(2) Más significativo aún, llamó la atención sobre las características sociológicas más perversas de los Estados Unidos tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y el comienzo de la Guerra Fría, denunciando lo que nadie denunciaba, desde un lenguaje legible por todos. Esquivó las formalidades y abandonó la neutralidad política propia del mundo académico de su época. Su agudo pensamiento sociológico se volvió praxis política a favor de sus valores e ideales, a favor de la “liberación del hombre a través de su razón”.

Sus raíces intelectuales se nutrieron fundamentalmente de la obra de Max Weber, seguido por Thorsten Veblen y en un tercer plano, Karl Marx (si bien Mills se autodescartó como marxista), Vilfredo Pareto, Gaetano Mosca y Emile Durkheim. Por ello es que partió en sus estudios desde la visión sociológica tradicional, aquella que analiza a un sistema sociocultural desde su totalidad y en la que poseen centralidad conceptos tales como “poder”, “instituciones”, “clase social”, “élite”, “capitalismo”, “racionalidad” y “burocracia”, entre otros. Con estas herramientas, Mills logró radiografiar la división del trabajo interna de los Estados Unidos. Lo hizo a través de una trilogía: The New Men of Power (1948), donde analiza a las clases trabajadoras en el contexto del New DealWhite Collar (1951) donde explora a las clases medias y sus crecientes vinculaciones con el corporativismo, y The Power Elite (1956), la obra que en esta oportunidad nos congrega, donde aborda los “altos círculos” de la sociedad estadounidense. De acuerdo a Irving Horowitz, su biógrafo y crítico, estas tres obras “ayudaron a definir la literatura crítica sobre la composición de clases en Norteamérica y revelaron definitivamente a Mills como un académico de primer nivel”. (3)

II

El libro La Élite del Poder reintroduce y vigoriza como nunca antes la teoría elitista del poder, en desmedro de la teoría pluralista y de la teoría marxista. A tal fin se basta de quince capítulos donde se interrelacionan temáticas que de otra manera estarían alejadas entre sí. Su tesis central es la existencia en los Estados Unidos de una élite que controla y comanda los recursos de las grandes instituciones burocráticas o “dominios” sobre los que se asienta la sociedad industrial. Estas instituciones son tres: la economía, el aparato militar y el gobierno. De esta manera, la élite se constituye de “ricos corporativos”, “señores de la guerra” y “directorios políticos”. Con el lenguaje claro y estridente que caracterizó a Mills, esta idea central es esbozada en los tres primeros párrafos del primer capítulo (“Los altos círculos”):

“Los poderes de los hombres corrientes están circunscriptos por los mundos cotidianos en que viven, pero aún en esos círculos del trabajo, de la familia y de la vecindad muchas veces parecen arrastrados por fuerzas que no pueden ni comprender ni gobernar. Los ‘grandes cambios’ caen fuera de su control, pero no por eso dejan de influir en su conducta y en sus puntos de vista […]

Pero no todos los hombres son corrientes u ordinarios en este sentido. Como los medios de información y poder están centralizados, algunos individuos llegan a ocupar posiciones en la sociedad norteamericana desde las cuales pueden mirar por encima del hombro, digámoslo así, a los demás, y con sus decisiones pueden afectar poderosamente los mundos cotidianos de los hombres y las mujeres corrientes.

[…] El que tomen o no esas decisiones importa menos que el hecho de que ocupen esas posiciones centrales: el que se abstengan de actuar y de tomar decisiones es en sí mismo un acto que muchas veces tiene consecuencias más importantes que las decisiones que adoptan, porque tienen el mando de las jerarquías y organizaciones más importantes de la sociedad moderna: gobiernan las grandes empresas, gobiernan la maquinaria del Estado y exigen sus prerrogativas, dirigen la organización militar, ocupan los puestos de mando de la estructura social en los cuales están centrados ahora los medios efectivos del poder y la riqueza y la celebridad de que gozan”. (4)

El contenido de su diagnóstico, que parece ser estático, casi ahistórico a simple vista, se sustenta en realidad en un preciso estudio histórico de las “seis o siete generaciones” en las que se podía resumir la historia de los Estados Unidos en aquella época. Esto es visible en la medida en que el lector se adentra en los capítulos medulares. La élite del poder es el resultado de una profunda tendencia doble: el crecimiento y la centralización de las tres instituciones más importantes en la sociedad norteamericana, posible gracias a una “tecnología fabulosa”, y la amplificación de los medios de poder y de las consecuencias de las decisiones que desde ellas se adoptan. (5)

Al abordar dicha élite desde un plano estructural, Mills se cuida de no presentar una teoría conspirativa (6) ni un absoluto determinismo institucional (7), sino que permite cierto juego, cierto acomodo entre actor estructura, donde el primero crea y destruye a la segunda y donde ésta, a su vez, lo condiciona. El elemento singular en el enfoque es que, si bien “indudablemente, la voluntad de esos hombres siempre está limitada (…) nunca anteriormente fueron tan anchos los límites, porque nunca fueron tan enormes los medios de poder. Esto es lo que hace tan precaria nuestra situación y hace aún más importante el conocimiento de los poderes y las limitaciones de la élite de los Estados Unidos. El problema de la naturaleza y poder de esa minoría es ahora el único modo realista y serio para plantear de nuevo el problema del gobierno responsable”. (8)

La unión (proximidad) entre los “ricos corporativos”, los “señores de la guerra” y “el directorio político” en una única élite se explica por el creciente e intenso tráfico de influencias entre sus ámbitos institucionales.(9) Este fenómeno de intercambios no es necesariamente azaroso, sino estructuralmente intencionado en un sentido que le genera temores al autor: “[…] Hay actualmente en los Estados Unidos varias coincidencias de intereses estructurales importantes entre esos dominios institucionales, que incluyen la creación de una institución permanente de guerra por una economía corporativa privada dentro de un vacío político”. (10)  Este es el mensaje político de alarma que Mills pretendió destacar.

En el esfuerzo por dejar en claro quiénes integran la élite y quienes no, el sociólogo, identifica y separa a la clase alta tradicional, de corte local, que ha obtenido su prestigio en el abolengo y en fortunas que se forjaron en el siglo XIX (capítulo 2: “la sociedad local”). También desmitifica “los 400 metropolitanos”, las familias supuestamente más importantes de toda la nación, como un grupo estrictamente definido y estable. El advenimiento de la sociedad de masas, la gran industria y el New Deal han favorecido el ascenso de nuevos ricos, con nuevas costumbres y consumos (capítulo 3: “los 400 de Nueva York”). Finalmente, descarta a “las celebridades” (capítulo 4) de la élite institucional.(11)

En cuanto al dominio económico, Mills propone una lectura desagregada. Por un lado, identifica a “los muy ricos” (capítulo 5); discute las causas de su ascenso, el fenómeno de la acumulación de ventajas una vez en la cima y el impacto de la sociedad anónima en el capitalismo norteamericano. Luego realiza un análisis de la estructura empresarial nacional y destaca el papel de “los altos directivos” (capítulo 6), quienes comandan las corporaciones, aprisionan las innovaciones técnicas y resguardan la gran propiedad. Finalmente, señala la conjunción de ambos en la figura de “los ricos corporativos” (capítulo 7), los miembros de laélite, producto de una “reorganización de la clase adinerada [hacia] un mundo corporativo de privilegios y prerrogativas” (12), y cómo estos utilizan el poder institucional que detentan gracias a sus desorbitantes riquezas.

Sobre el dominio militar el análisis es análogo. En “los señores de la guerra” (capítulo 8) aborda los orígenes y trayectoria de la relación entre la institucionalidad militar y la civil en los Estados Unidos, cómo los militares fueron incorporándose a los “altos círculos” y cómo se ha impuesto una “definición militar de la realidad” en todos los ámbitos cotidianos. (13)

Posteriormente, se centra ya en los militares de la élite (capítulo 9: “la ascendencia militar”) destacando sus principales ámbitos operativos y de interés —la política exterior y las relaciones internacionales, el desarrollo científico y tecnológico nacional y la economía corporativa— y denunciando la configuración de una “economía bélica permanente”.(14)

Por último, en cuanto al dominio político, Mills dedica el capítulo 10 (“el directorio político”) a contemplar la profesionalidad y burocratización del sistema político estadounidense. Su aseveración más importante es que “un reducido grupo de hombres se encarga ahora de las decisiones hechas en nombre de los Estados Unidos”, ellos son los cincuenta hombres de excepción más importantes de la rama ejecutiva del gobierno. (15)

La parte final del libro es donde el autor despliega su perspectiva crítica de forma directa. Arremete primero contra “la teoría del equilibrio” (capítulo 11) como retórica preferida de la minoría, funcionalpara ocultar los estratos superiores y centrar la atención en los niveles medios, pero definitivamente ineficaz para explicar la economía política estadounidense. Tras realizar una caracterización final de la élite del poder (capítulo 12) —en la que repasa entre diversos aspectos sus períodos históricos—, contextualiza la misma en relación al fenómeno de “la sociedad de masas” (capítulo 13), desestimando las visiones liberales clásicas sobre la virtud política de la opinión pública. Tras ello, denuncia “el estado de ánimo conservador” (capítulo 14) de los liberales antaño progresistas, para concluir revelando “la inmoralidad mayor” (capítulo 15) de la minoría poderosa: la organización de la irresponsabilidad y su decrepitud ética.

Evidentemente, el impacto de La Élite del Poder tanto en el público académico como en el público en general fue muy grande. “Pocos libros de su clase han sido tan ampliamente leídos o más vigorosamente debatidos; pocos han preservado tanta relevancia por tanto tiempo […] Sólo un crítico desagradecido podría hoy negarle un lugar central en la historia intelectual de nuestra era”. (16)

III

El valor de la élite del poder para la disciplina de las Relaciones Internacionales es notorio. Tiene utilidad como teoría contextual sobre la toma de decisiones en defensa y política exterior, como ha sido destacado por Roger Hilsman.(17) Mills estudia desde una perspectiva social, institucional e, incluso, psicológica los tipos de actores que controlan y deciden, consciente o inconscientemente, los acontecimientos nacionales, así como los tipos de determinantes que inciden también en ellos. Se cuida, sin embargo, de dejar en claro que “la idea de la élite del poder no implica nada acerca del proceso de adopción de decisiones como tal; es un intento para delimitar las zonas sociales en que se realiza ese proceso, cualquiera sea su carácter. Es una concepción de lo que va implicado en el proceso”.(18)

También tiene utilidad como teoría de gran alcance. Permite abordar la trayectoria más amplia de la sociedad norteamericana entre el 1800 y mediados del 1900. Posee poder explicativo en relación a la historia contemporánea mundial y a las relaciones internacionales de la primera mitad del siglo XX. De hecho, las dimensiones nacional e internacional se integran bajo la coherencia que otorgan conceptos centrales como “clase capitalista” e “industrialización”, entre otros. (19)

Además de ello, en varios pasajes del libro Mills rescata las enseñanzas de E. H. Carr en La Crisis de los Veinte Años (1949) sobre la política mundial con lo que termina configurando una perspectiva ecléctica sobre los asuntos internacionales de gran amplitud y utilidad.(20)

Fundamentalmente, La Élite del Poder es un excelente complemento para los diferentes enfoques estructurales existentes en las Relaciones Internacionales, para comprender la naturaleza de la economía política de los Estados Unidos en tiempos de unipolaridad y hegemonía.

Pero el gran legado del sociólogo trasciende los campos disciplinares así como su utilidad heurística. Como señaló Horowitz, “[l]a tendencia principal de la obra de C. Wright Mills está ligada a la importancia práctica de una ciencia social éticamente viable. Esto se debe a que esa sociología se enfrenta a los hechos con integridad y confirma la integridad actuando en relación con los hechos. Éste es el ‘mensaje’ del más grande sociólogo que haya producido los Estados Unidos”.(21)

* Candidato doctoral, Universidad Nacional de General San Martín (UNSAM, Argentina). Investigador del Centro de Estudios Interdisciplinarios en Problemáticas Internacionales y Locales (CEIPIL-UNCPBA).

Notas

(1) Richard Gillam, “C. Wright Mills and the Politics of Truth: The Power Elite Revisited”,American Quarterly, Vol. 27, No. 4, October, 1975, p. 464. Cfr. Stanley Aronowitz, “A Mills Revival?”, Logos 2.3, Summer, 2003.

(2) C. Wright Mills, La Imaginación Sociológica, Fondo de Cultura Económica, México DF, 1986. Especialmente capítulos “II. La gran teoría” y “III. Empirismo abstracto”. La primera edición en inglés se encuentra como: The Sociological Imagination, Oxford University Press, New York, 1959.

(3) Irving L. Horowitz, C. Wright Mills: An American Utopian, New York, 1983, p. 209.

(4) C. Wright Mills, La Élite del Poder, Fondo de Cultura Económica, México DF, 1993, pp. 11-12. El primer capítulo presenta y sintetiza el tema general del libro.

(5) “La economía —en otro tiempo una gran dispersión de pequeñas unidades productoras en equilibrio autónomo— ha llegado a estar dominada por dos o trescientas compañías gigantescas, relacionadas entre sí administrativa y políticamente, las cuales tienen conjuntamente las claves de las resoluciones económicas.
El orden político, en otro tiempo una serie descentralizada de varias docenas de Estados con una médula espinal débil, se ha convertido en una institución ejecutiva centralizada que ha tomado para sí muchos poderes previamente dispersos y ahora se mete por todas y cada una de las grietas de la estructura social.
El orden militar, en otro tiempo una institución débil, encuadrada en un contexto de recelos alimentados por las milicias de los Estados, se ha convertido en la mayor y más costosa de las características del gobierno, y, aunque bien instruida en fingir sonrisas en sus relaciones públicas, posee ahora toda la severa y áspera eficacia de un confiado dominio burocrático.” C. Wright Mills (1993), Op. Cit., pp. 14-15.

(6) “La idea de que toda la historia se debe a la conspiración de un grupo de malvados, o de héroes, fácilmente localizables, es también una proyección apresurada del difícil esfuerzo para comprender cómo los cambios de estructura de la sociedad abren oportunidades a diferentes minorías y cómo estas minorías se aprovechan o no de ellas. Admitir cualquiera de ambas opiniones —que toda la historia es una conspiración o que toda la historia es un movimiento ciego a la deriva— es abandonar el esfuerzo para comprender los hechos del poder y los caminos de los poderosos”. C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 33.

(7) “[…] Lejos de depender de la estructura de las instituciones, las minorías modernas pueden deshacer una estructura y hacer otra en la que representan después papeles totalmente diferentes. En realidad, esa destrucción y creación de estructuras institucionales, con todos sus medios de poder, cuando los acontecimientos parecen ir bien, es precisamente lo que va implícito en ‘gran gobierno’, o, cuando van mal, ‘gran tiranía.’” C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 31.

(8) La cursiva es propia. Ibíd.

(9) “Las decisiones de un puñado de empresas influyen en los acontecimientos militares, políticos y económicos en todo el mundo. Las decisiones de la institución militar descansan sobre la vida política así como sobre el nivel mismo de la vida económica, y los afectan lastimosamente. Las decisiones que se toman en el dominio político determinan las actividades económicas y los programas militares. Ya no hay, de una parte, una economía, y de otra parte, un orden político que contenga una institución militar sin importancia para la política y para los negocios […] En el sentido estructural, este triángulo de poder es la fuente del directorio entrelazado que tanta importancia tiene para la estructura histórica del presente.” C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 15.

(10) La cursiva es propia. C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 26. Para una interpretación igualmente crítica pero más nueva sobre este tráfico e imbricación entre poder político (y militar) con el poder económico de las grandes corporaciones en los Estados Unidos para el caso de la administración de George W. Bush véase Sidney Blumenthal, “Republican Tremors”,Open Democracy, October 6, 2005 (extraído el 10 de octubre de 2006), disponible en http://www.opendemocracy.net.

(11) En una lectura que es útil actualmente, Mills aclara que los “famosos profesionales” no son poderosos en un sentido de autoridad; por el contrario son “el resultado que corona el sistema de ‘estrellato’ de una sociedad que ha hecho de la competencia un fetiche. En los Estados Unidos, ese sistema es llevado a tal punto, que un individuo que puede llevar a golpes una pelota blanca por una serie de agujeros en el suelo con más eficacia y habilidad que cualquier otro, sólo por eso consigue tener acceso social al presidente del país.” C. Wright Mills (1993),Op. Cit., pp. 76-77.

(12) C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 144.

(13) C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 194.

(14) C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 205.

(15) C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 219.

(16) Richard Gillam (1975), Op. Cit., p. 461.

(17) Roger Hilsman, The Politics of Policy Making in Defense and Foreign Affairs, Prentice-Hall Inc., New Jersey, 1987, pp. 57-58.

(18) C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 28.

(19) Una prueba de ello yace en el siguientes párrafo: “Ninguna clase gobernante fija, anclada en la vida agraria y con la aureola de la gloria militar, pudo contener en Norteamérica el empuje histórico del comercio y de la industria, ni someter a la élite capitalista, como los capitalistas fueron sometidos en Alemania y el Japón, por ejemplo. Ni pudo la clase gobernante de ninguna parte del mundo contener a la de los Estados Unidos cuando vino a decidir la historia la violencia industrializada. Así lo atestiguan el destino de Alemania y del Japón en las dos guerras mundiales, y también el destino de la misma Inglaterra, de su clase gobernante modelo, al convertirse Nueva York en la inevitable capital económica y Washington en la inevitable capital política del mundo capitalista occidental.” C. Wright Mills (1993), Op. Cit., p. 20.

(20) Ver E. H. Carr, The Twenty Year’s Crisis, Macmillan, London, 1949.

(21) C. Wright Mills, Poder, Política, Pueblo, Fondo de Cultura Económica, México DF, 1973, p. XXXVIII.

(Fuente: https://revistas.ort.edu.uy/letras-internacionales/article/view/1158 )

Isaiah Berlin – KARL MARX ( audio audiolibro mp3 )

 

La grabación enlazada a continuación reproduce en mp3, capítulo a capítulo, el clásico de Isaiah Berlin, de 1939, KARL MARX. Se trata de un trabajo brillante, en el que con gran rigurosidad y honestidad el autor intenta presentar de forma clara las lineas principales del pensamiento de Karl Marx, su evolución personal e histórica, el contexto cultural y político de sus ideas, y los antecedentes y consecuentes de su pensamiento.

Sin duda, como en toda obra de estas características, el lector encontrará aquí interpretaciones muy personales y cuestionables; pero en todo momento son fácilmente discernibles; no hay trampa ni intento aparente, algo muy de agradecer en un género tan dado a la propaganda y la manipulación.

Comprender los problemas y contexto a que respondió el esfuerzo intelectual y político de Marx, sus antecedentes filosóficos, sus interlocutores y la recepción posterior puede ser una tarea titánica, casi imposible para no especialistas. En esta obra el autor consigue trazar las lineas fundamentales de ese proceso y presentarlo de manera tan clara y comprensible que se hace accesible a cualquier lector medianamente formado. Y además lo hace con gracia, elegancia y fluidez. Todo un alarde. No en vano sigue alzándose como un clásico indiscutido 80 años después de su publicación.

Que lo disfrutéis y os sea tan útil y enriquecedor como a mi 😀

Esta obra está sujeta a derechos de edición y traducción, por lo que su grabación y todos los documentos adjuntos están destinados exclusivamente a facilitar el acceso a la lectura a personas con deficiencias visuales (SI NO ES SU CASO, NO DEBE PROCEDER A LA DESCARGA).

LINK

ISAIAH BERLIN – KARL MARX

————————————-

Paul Mason – Postcapitalismo ( audio audiolibro mp3 )

La grabación enlazada a continuación reproduce en mp3, capítulo a capítulo, el ensayo de Paul Mason, POSTCAPITALISMO, a partir de la versión en epub ( https://www.epublibre.org/libro/detalle/31834 ).

A partir de una lectura provocadora del célebre FRAGMENTO SOBRE LAS MAQUINAS (pasajes 592-594 de los GRUNRISSE) de Karl Marx, Paul Mason esboza un desolador (¿o realista?) diagnóstico de nuestra época, una predicción de las lineas de desarrollo y tendencias social, ecológica y económica a que nos enfrentamos (a corto, medio y a largo plazo), y una propuesta racional de reorganización que permita una salida del embudo en positivo.

Sin duda, llena tanto de afirmaciones temerarias como de interpretaciones discutibles, la obra merece la pena como ejercicio de síntesis de la situación actual y sus (o no) posibilidades.

A disfrutarla y a reflexionar sobre el problema, antes de que el rodillo neoliberal, el ébola o un desafortunado (¿o feliz? 😂) meteorito nos pasen por encima!

Bromas aparte, el futuro no está escrito… Pero está llamando a la puerta. ¿Seremos capaces de escribirlo nosotr@s con inteligencia y generosidad, o dejaremos que el azar o los intereses de una minoría lo decidan? 😀

Esta obra está sujeta a derechos de autor y traducción, por lo esta grabación asi como todos los documentos y grabaciones de este blog, están destinados exclusivamente a personas con deficiencias visuales (SI NO ES SU CASO, NO DEBE PROCEDER A LA DESCARGA).

LINK

PAUL MASON – POSTCAPITALISMO

 

———————————————————————-

Contradicción entre la base de la producción burguesa (medida del valor) y su propio desarrollo. Máquinas, etc. [Fragmento de: Karl Marx. “Elementos fundamentales para la crítica de la Economía Política (Grundrisse) 1857-1858 Vol. 2”. 592-594.]

«El intercambio de trabajo vivo por trabajo objetivado, es decir el poner el trabajo social bajo la forma de la antítesis entre el capital y el trabajo, es el último desarrollo de la relación de valor y de la producción fundada en el valor. El supuesto de esta producción es, y sigue siendo, la magnitud de tiempo inmediato de trabajo, el cuanto de trabajo empleado como el factor decisivo en la producción de la riqueza. En la medida, sin embargo, en que la gran industria se desarrolla, la creación de la riqueza efectiva se vuelve menos dependiente del tiempo de trabajo y del cuanto de trabajo empleados, que del poder de los agentes puestos en movimiento durante el tiempo de trabajo, poder que a su vez —su powerful effectiveness—(79) [228] no guarda relación alguna con el tiempo de trabajo inmediato que cuesta su producción, sino que depende más bien del estado general de la ciencia y del progreso de la tecnología, o de la aplicación de esta ciencia a la producción. (El desarrollo de esta ciencia, esencialmente de la ciencia natural y con ella de todas las demás, está a su vez en relación con el desarrollo de la producción material.) La agricultura, por ejemplo se transforma en mera aplicación de la ciencia que se ocupa del intercambio material de sustancias, de cómo regularlo de la manera más ventajosa para el cuerpo social entero. La riqueza efectiva se manifiesta más bien —y esto lo revela la gran industria— en la enorme desproporción entre el tiempo de trabajo empleado y su producto, así como en la desproporción cualitativa entre el trabajo, reducido a una pura abstracción, y el poderío del proceso de producción vigilado por aquél. El trabajo ya no aparece tanto como recluido en el proceso de producción, sino que más bien el hombre se comporta como supervisor y regulador con respecto al proceso de producción mismo. (Lo dicho sobre la maquinaria es válido también para la combinación de las actividades humanas y el desarrollo del comercio humano.) El trabajador ya no introduce el objeto natural modificado, como eslabón intermedio, entre la cosa y sí mismo, sino que inserta el proceso natural, al que transforma en industrial, como medio entre sí mismo y la naturaleza inorgánica, a la que //593// domina. Se presenta al lado del proceso de producción, en lugar de ser su agente principal. En esta transformación lo que aparece como el pilar fundamental de la producción y de la riqueza no es ni el trabajo inmediato ejecutado por el hombre ni el tiempo que éste trabaja, sino la apropiación de su propia fuerza productiva general, su comprensión de la naturaleza y su dominio de la misma gracias a su existencia como cuerpo social; en una palabra, el desarrollo del individuo social. El robo de tiempo de trabajo ajeno, sobre el cual se funda la riqueza actual, aparece como una base miserable comparado con este fundamento, recién desarrollado, creado por la gran industria misma. Tan pronto como el trabajo en su forma inmediata ha “cesado de ser la gran fuente de la riqueza, el tiempo de trabajo deja, y tiene que dejar, de ser su medida y por tanto el valor de cambio [[deja de ser la medida]] del valor de uso. El plustrabajo de la masa ha dejado de ser condición [229] para el desarrollo de la riqueza social, así como el no-trabajo de unos pocos ha cesado de serlo para el desarrollo de los poderes generales del intelecto humano. Con ello se desploma la producción fundada en el valor de cambio, y al proceso de producción material inmediato se le quita la forma de la necesidad apremiante y el antagonismo. Desarrollo libre de las individualidades, y por ende no reducción del tiempo de trabajo necesario con miras a poner plustrabajo, sino en general reducción del trabajo necesario de la sociedad a un mínimo, al cual corresponde entonces la formación artística, científica, etc., de los individuos gracias al tiempo que se ha vuelto libre y a los medios creados para todos. El capital mismo es la contradicción en proceso, [por el hecho de] que tiende(80) a reducir a un mínimo el tiempo de trabajo, mientras que por otra parte pone al tiempo de trabajo como única medida y fuente de la riqueza. Disminuye, pues, el tiempo de trabajo en la forma de tiempo de trabajo necesario, para aumentarlo en la forma del trabajo excedente; pone por tanto, en medida creciente, el trabajo excedente como condición —question de vie et de mort— del necesario. Por un lado despierta a la vida todos los poderes de la ciencia y de la naturaleza, así como de la cooperación y del intercambio sociales, para hacer que la creación de la riqueza sea (relativamente) independiente del tiempo de trabajo empleado en ella. Por el otro lado se propone medir con el tiempo de trabajo esas gigantescas fuerzas sociales creadas de esta suerte y reducirlas a los límites requeridos para que el valor ya creado se conserve como valor. Las fuerzas productivas y las relaciones sociales —unas y otras aspectos diversos del desarrollo del individuo social— se le aparecen al capital únicamente //594// como medios, y no son para él más que medios para producir fundándose en su mezquina base. In fact, empero, constituyen las condiciones materiales para hacer saltar a esa base por los aires. «Una nación es verdaderamente rica cuando en vez de 12 horas se trabajan 6. Wealth(81) no es disposición de tiempo de plustrabajo» (riqueza efectiva), «sino disposable time(82), aparte el usado en la producción inmediata, para cada individuo y toda la sociedad». [The Source and Rernedy, etc., 1821, p. 6.]

La naturaleza no construye máquinas, ni locomotoras, ferrocarriles, electric telegraphs, selfacting mules, etc.(83). Son éstos, [230] productos de la industria humana; material natural, transformado en órganos de la voluntad humana sobre la naturaleza o de su actuación en la naturaleza. Son órganos del cerebro humano creados por la mano humana; fuerza objetivada del conocimiento. El desarrollo del capital fixe revela hasta qué punto el conocimiento o knowledge(84) social general se ha convertido en fuerza productiva inmediata, y, por lo tanto, hasta qué punto las condiciones del proceso de la vida social misma han entrado bajo los controles del general intellect(85) y remodeladas conforme al mismo. Hasta qué punto las fuerzas productivas sociales son producidas no sólo en la forma del conocimiento, sino como órganos inmediatos de la práctica social, del proceso vital real.”

 

Erich Fromm – Miedo a la libertad ( audio audiolibro mp3 )

«Un amplio sector de nuestra cultura ejerce una sola función: la de confundir las cosas. Un tipo de cortina de humo consiste en afirmar que los problemas son demasiado complejos para la comprensión del hombre común. Por el contrario, nos parecería que muchos de los problemas básicos de la vida individual y social son muy simples, tan simples que deberíamos suponer que todos se hallan en condiciones de comprenderlos. Hacerlos aparecer tan monstruosamente complicados que sólo un «especialista» puede entenderlos, y eso únicamente en su propia y limitada esfera, produce —a veces de manera intencionada— desconfianza en los individuos con respecto a su propia capacidad para pensar sobre aquellos problemas que realmente les interesan. Los hombres se debaten impotentes frente a una masa caótica de datos y esperan con paciencia patética que el especialista halle lo que debe hacer y a dónde debe dirigirse. Este tipo de influencia produce un doble resultado: por un lado, escepticismo y cinismo frente a todo lo que se diga o escriba, y, por el otro, aceptación infantil de lo que se afirme con autoridad. Esta combinación de cinismo y de ingenuidad es muy típica del individuo moderno. Su consecuencia esencial es la de desalentar su propio pensamiento y decisión.»

La grabación enlazada a continuación reproduce en mp3, capítulo a capítulo, el clásico de ERICH FROMM, MIEDO A LA LIBERTAD.

Se trata de una obra singular que, con notable profundidad a la par que claridad, trata de los desafíos a que se enfrenta el hombre contemporáneo arrojado a las fauces de un mercado desregulado y de una sociedad del anonimato.

Analizando las respuestas estandar que es capaz de dar un ser humano, el autor se pregunta por sus formas culturales de manifestación. Y desde esta base psicológica, se interroga sobre las condiciones de la libertad en una sociedad compleja, y sobre las posibilidades de la democracia, de la libertad del individuo y de su integración sana en la colectividad; o en su defecto, de la deriva en el autoritarismo como salida en falso de una personalidad frustrada y atormentada.

Sin desperdicio. En tiempos de «walking death» y de un asombroso resucitar del fascismo gracias al estímulo y paraguas del esperpento neoliberal, empieza a ser otra vez lectura obligada. A disfrutarla! 😀

Esta grabación y documentos adjuntos, al igual que todos los documentos y grabaciones enlazados en este blog, están destinados a personas con deficiencias visuales.

LINK

ERICH FROMM – MIEDO A LA LIBERTAD

 

Perlas para ir abriendo bocas:

«La gran mayoría de la población cayó presa del sentimiento de insignificancia individual y de impotencia que hemos descrito como típico del período del capitalismo monopolista en general. Estas condiciones psicológicas no constituyeron la causa del nazismo, pero sí representaron su base humana, sin la cual no hubiera podido desarrollarse. Por eso un análisis de todo el fenómeno del surgimiento y la victoria del nazismo debería considerar tanto las condiciones estrictamente políticas y económicas como las psicológicas. Teniendo en cuenta la bibliografía existente sobre el primer aspecto y los fines específicos de este libro, no hay necesidad de entrar a discutir las cuestiones económicas y políticas relacionadas con ese movimiento. Sólo bastará recordar al lector el papel desempeñado en la implantación del régimen nazi por los representantes de la gran industria y por los junkers económicamente arruinados. Sin su ayuda Hitler nunca hubiera alcanzado la victoria, y su apoyo al movimiento se debió mucho más a la comprensión de sus intereses económicos que a factores psicológicos. Esta clase de propietarios se veía enfrentada a un Parlamento en el que el 40 por ciento de los diputados era socialista y comunista, representantes de grupos descontentos del sistema social existente, y que estaba integrado también por un número cada vez mayor de nazis, quienes por su parte representaban a otra clase que se hallaba en ruda lucha con los más poderosos representantes del capitalismo alemán. Un Parlamento que en su mayoría sustentaba tendencias contrarias a los intereses económicos, debía, con razón, parecerles peligroso. Se dijeron entonces que la democracia no resultaba. Lo que hubiera podido afirmarse, en realidad, era que la democracia funcionaba demasiado bien. El Parlamento constituía una representación bastante adecuada de los intereses respectivos de las distintas clases existentes entre el pueblo alemán, y por esta misma razón el sistema parlamentario ya no podía conciliarse con la necesidad de preservar los privilegios de la gran industria y de los terratenientes semifeudales. Los representantes de estos grupos privilegiados esperaban que el nazismo trasladara el resentimiento emocional que los amenazaba hacia otros cauces y que, al mismo tiempo, dirigiera las energías nacionales poniéndolas al servicio de sus propios intereses económicos. En general, sus esperanzas no resultaron defraudadas. En verdad, se equivocaron en ciertos detalles. Hitler y su burocracia no se transformaron en instrumentos a las órdenes de los Thyssen y los Krupp, quienes, por el contrario, debieron compartir su poder con los dirigentes nazis y a veces hasta sometérseles; pero, aunque el nazismo, desde el punto de vista económico, resultó perjudicial para todas las clases, fomentó en cambio los intereses de los grupos más poderosos de la industria alemana. El sistema nazi es una versión perfeccionada del imperialismo alemán de preguerra, que volvió a emprender su marcha desde el punto en que la monarquía había fracasado. (Sin embargo, la república no interrumpió realmente el desarrollo del capital monopolista alemán, sino que lo fomentó con los medios que se hallaban a su alcance). En este punto surge una cuestión que habrá de presentarse al espíritu de más de un lector: ¿Cómo puede conciliarse la afirmación de que la base psicológica del nazismo se hallaba constituida por la vieja clase media, con aquella otra según la cual el nuevo régimen funcionaba en favor de los intereses del imperialismo alemán? La contestación a esta pregunta es, en principio, la misma que fue dada con respecto a la función de la clase media urbana durante el período del surgimiento del capitalismo. En el período de la posguerra era la clase media, especialmente la baja clase media, la que se sentía amenazada por el capitalismo monopolista. Su angustia y, por lo tanto, su odio tomaron origen en esa amenaza; se vio lanzada a un estado de pánico, cayó presa de un apasionado anhelo de sumisión y, al mismo tiempo, de dominación, con respecto a los débiles. Estos sentimientos fueron empleados por una clase completamente distinta para erigir un régimen que debía trabajar para sus propios intereses. Hitler resultó un instrumento tan eficiente porque combinaba las características del pequeño burgués, resentido y lleno de odios —con el que podía identificarse emocional y socialmente la baja clase media—, con las del oportunista, dispuesto a servir los intereses de los grandes industriales y de los junkers. Al principio representó el papel de Mesías de la vieja clase media, prometiendo la destrucción de los grandes almacenes con sucursales, de la dominación del capital bancario y otras cosas semejantes. La historia que siguió es conocida por todos: estas promesas no fueron nunca cumplidas. Sin embargo, eso no tuvo mucha importancia. El nazismo no poseyó nunca principios políticos o económicos genuinos. Es menester darse cuenta de que en su oportunismo radical reside el principio mismo del nazismo. Lo que importaba era que centenares de millares de pequeño-burgueses que en tiempos normales hubieran tenido muy pocas probabilidades de ganar dinero o poder, obtenían ahora, como miembros de la burocracia nazi, una considerable tajada del poder y prestigio que las clases superiores se vieron obligadas a compartir con ellos. Los que no llegaron a ser miembros de la organización partidaria nazi, obtuvieron los empleos quitados a los judíos y a los enemigos políticos; y en cuanto al resto, si bien no consiguió más «pan», ciertamente logró más «circo». La satisfacción emocional derivada de estos espectáculos sádicos y de una ideología que le otorgaba un sentimiento de superioridad sobre todo el resto de la humanidad, era suficiente para compensar —durante un tiempo por lo menos— el hecho de que sus vidas hubiesen sido cultural y económicamente empobrecidas.»

Virginia Woolf – Una habitacion propia ( audio audiolibro mp3 )

La grabación enlazada a continuación reproduce en mp3, capítulo a capítulo, el clásico de VIRGINIA WOOLF, UNA HABITACIÓN PROPIA.

500 libras al año y una habitación con pestillo. Independencia material, tiempo de ocio y privacidad, las condiciones imprescindibles para la creatividad, la ciudadanía y la dignidad. Pocas veces se habrá dicho tanto con menos palabras. Todo un clásico de la reflexión sobre las condiciones de emancipación de la mujer, es obra de paso obligada en la literatura feminista.

A disfrutarla!  🙂

Esta grabación y documentos adjuntos, al igual que todos los documentos y grabaciones enlazados en este blog, están destinados a personas con deficiencias visuales.

LINK

VIRGINIA WOOLF – UNA HABITACION PROPIA

El problema de la DIALÉCTICA en Marx – Fernando Gil Sanchez

Sesión especial del Seminario de Lectura de EL CAPITAL, en el que nuestro compañero Fernando Gil Sanchez (doctorando de filosofía por la Universitat de Valencia) nos acerca, con sencillez y vocabulario corriente, pero esforzándose en una exposición rigurosa, al «problema» del concepto de «dialéctica» en Marx: su origen, evolución, cómo lo utiliza en El Capital, y su recepción en la filosofía y el marxismo posterior.

VIDEO de la conferencia: https://youtu.be/4sp0D_kvNe8
0h 00′ Presentación
0h 05′ Conferencia sobre EL PROBLEMA DE LA DIALECTICA EN MARX
1h 29′ Turno de comentarios y preguntas

Material complementario:
PowerPoint de la presentación https://1drv.ms/b/s!AlEZdcJH_Qav8FaSMC17iBKfwM90
Texto-esquema de la presentación https://1drv.ms/b/s!AlEZdcJH_Qav8FUlTbXEBlhPSt7Y

Artículos del profesor Cesar Ruiz Sanjuan sobre el problema de la dialéctica:
Convergencias y divergencias entre las concepciones metodológicas de Hegel y Marx https://1drv.ms/b/s!AlEZdcJH_Qav8Fevyg_yRhv3flwJ
– La dialéctica como forma de exposición científica https://1drv.ms/b/s!AlEZdcJH_Qav8FghjdcGkKRO2hBe

Fotos de la sesión: https://1drv.ms/f/s!AlEZdcJH_Qav8Fq947Tc9qPe1s8h

Marvin Harris – Introducción a la antropología general ( audio audiolibro mp3 )

A continuación tenéis la grabación en mp3, parágrafo a parágrafo del clásico de MARVIN HARRIS, INTRODUCCION A LA ANTROPOLOGIA GENERAL, de acuerdo a la 7ma edición española de Alianza Editorial.

Estáis ante una obra imprescindible para la comprensión del lugar del ser humano en el mundo de la vida, y las causas y consecuencias del proceso de hominización. Es ya un clásico indiscutible de la literatura académica (la primera edición, en vida del autor, es de 1989), pero la brillantez y sencillez de su estilo lo hacen perfectamente asequible y aprovechable íntegramente por cualquier lector/a medianamente culto.

No lo dejéis de lado: todo intento por cambiar el presente pasa por comprender el pasado, y ambos no pueden ser comprensibles sin entender lo que somos. ¡Que os aproveche! 😀

Esta obra, al igual que todos los documentos y grabaciones enlazados en este blog, solo puede ser descargada o utilizada por personas con deficiencias visuales.

LINK

MARVIN HARRIS – INTRODUCCION A LA ANTROPOLOGIA GENERAL

Harari – Homo Deus ( audio audiolibro mp3 )

El siguiente enlace corresponde a una grabación del libro Yuval Noah Harari Homo Deus: Breve historia del mañana (2017, Debate. Traducción de Joandomènec Ros i Aragonés) con voz mecánica capítulo a capítulo (gran calidad).

Esta obra está sujeta a derechos de autor y traducción, por lo que esta grabación, al igual que las otras de este blog, está destinada exclusivamente a personas con alguna minusvalía o impedimento físico que les impida poder disfrutar de la obra en edición impresa. [Por tanto, si no es su caso, no debe acceder a la obra].

Quienes disfrutáis del privilegio inigualable de poder leer, por favor, compradla y leedla; y quienes no podáis, sus únicos destinatarios, sentaos a escuchar con atención.

Harari degrana a lo largo de una narración brillante y muy coherente los desafíos a que se enfrenta homo sapiens (como especie) ante la revolución tecnológica en ciernes. Evidentemente, la mirada del autor padece de sesgo ideológico (y ¿quién no?). Pero en este caso es tan evidente que roza la candidez, siendo de agradecer que pueda detectarse con suma facilidad, sin menoscabo para el valor del conjunto de la obra. Además, hace gala de un déficit clamoroso (manifestado además con atrevimiento, como toda ignorancia): no solo no ha leído El Capital, sino que se vanagloria de ello 😂. En fin, una pena, porque la teoría del valor-trabajo habría podido catapultar el planteamiento del autor hasta horizontes insospechados (solo recordemos los célebres 592-594 de los Grundrise). Pero, más allá de lo siempre lamentable de este tipo de patinazos, no bromeemos con el asunto: que la paja en el ojo ajeno no nos impida ver la viga en el propio, y que el hecho nos sirva de alerta y lección ante la inmensidad de taras y defectos que estaremos sufriendo orgullosamente en nuestra ignorancia, y que con suerte solo veremos con vergüenza en el futuro, cuando ya no tengan arreglo, mientras somos comidilla y diversión para nuestros críticos.

Y con todo, nada de lo dicho quita un ápice de interés a la obra: estáis ante un GRAN trabajo, bien escrito, original y sesudo, que merece estudiarse con atención. El futuro no está escrito. Pero llevarlo hacia donde queramos requerirá algo más que buenas intenciones y, como siempre, si no lo hacemos nosotr@s, otr@s lo harán en nuestro lugar…  y todo eso no ocurrirá en el sentido de nuestros intereses.

Al igual que el ensayo anterior (Sapiens), se trata de un magnífico complemento a la lectura de la Antropología General de Marvin Harris. ¡Disfrutadlo! 😀

LINK a los archivos de audio:

HARARI – HOMO DEUS

Si detectáis cualquier inconveniente, por favor hacédmelo saber.

Marvin Harris – Vacas, cerdos, guerras y brujas ( audio audiolibro mp3 )

A continuación tenéis la grabación en mp3, capítulo a capítulo del clásico de MARVIN HARRIS, VACAS, CERDOS, GUERRAS Y BRUJAS (Alianza Editorial, 1980. Trad. Juan Oliver Sánchez Fernandez)

Todo un clásico de la antropología que analiza y ejemplifica similitudes y diferencias de variados aspectos del comportamiento humano desde el paradigma del Materialismo Cultural. Y además lo hace con humor, sencillez, brevedad y precisión. Ni el autor ni la obra requieren más presentación. ¡Que lo disfrutéis! 😀

Esta obra, al igual que todos los documentos y grabaciones enlazados en este blog, solo puede ser descargada o utilizada por personas con deficiencias visuales.

LINK

MARVIN HARRIS – VACAS, GUERRAS, CERDOS Y BRUJAS.

John Reed – 10 dias que estremecieron al mundo ( audiolibro audio mp3 )

«Si el socialismo puede ser realizado solamente cuando lo permita el desarrollo intelectual de las masas populares, entonces no veremos el socialismo ni dentro de quinientos años… El partido político socialista es la vanguardia de la clase obrera; no debe permitir que lo detenga el bajo desarrollo de las masas, sino debe conducir a las masas tras de sí, utilizando los Soviets como órganos de iniciativa revolucionaria…» [Lenin dixit] (Reed, John – Diez Dias… Cap. XII)

«Los bolcheviques conquistaron el poder no a través de compromisos con las clases dominantes o con otros líderes políticos ni resignándose con el viejo mecanismo de Gobierno. Pero tampoco mediante la violencia organizada de una pequeña camarilla. Si las vastas masas de la población rusa no hubieran estado listas para la insurrección, ésta habría fracasado. La única razón del inmenso éxito de los bolcheviques reside en que cumplieron los profundos y simples deseos de las más vastas capas de la población, llamándolas al trabajo para destruir y barrer lo viejo para erigir luego con ellas, sobre el polvo de las ruinas demolidas, el armazón del mundo nuevo…» (Reed, John – Diez Dias… Cap. XI)

A continuación tenéis el enlace a la grabación en mp3, capítulo a capítulo del clásico de JOHN REED, DIEZ DIAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO, en traducción de Andrés López Sandoval.

Importante testimonio histórico, y brillantemente escrito, que introduce al lector en los entresijos del proceso revolucionario ruso desde la mirada de un reportero extranjero. Contiene pasajes memorables tanto desde el punto de vista literario como político. En suma, una obra de lectura imprescindible para todo aquel que quiera saber de primera mano qué ocurrió en aquel «octubre», cuáles fueron sus desafíos… y qué desafíos tendrán que enfrenar las que estén por venir.

Que la disfrutéis! 😀

Aunque esta obra es de dominio público, su traducción quizás no. Por tanto, el siguiente enlace, al igual que todos los documentos y grabaciones del blog, solo puede ser utilizado por personas con deficiencias visuales.

LINK

JOHN REED – DIEZ DIAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO

 

«El cortejo fúnebre se acercó lentamente a las tumbas y los que portaban los ataúdes los bajaron a las fosas. Muchos de ellos eran mujeres, proletarias fuertes y rechonchas. Y tras los féretros iban otras mujeres, jóvenes, transidas de dolor, o viejas achacosas que lanzaban alaridos desgarradores. Muchas se arrojaban a la tumba tras sus hijos y maridos y daban gritos terribles cuando manos piadosas las sujetaban. Así se aman los pobres…

(…) Uno tras otro fueron bajados a la fosa los quinientos ataúdes. Oscurecía ya y las banderas seguían ondeando y susurrando en el aire, la banda tocaba la Marcha Fúnebre y el mar humano cantaba. Sobre la tumba, en las ramas desnudas de los árboles, como raras flores multicolores, pendían las coronas. Doscientos hombres empuñaron las palas y empezaron a llenar la fosa. La tierra golpeaba sordamente en los ataúdes y los golpes secos se oían claramente a pesar de la canción.

Se encendieron los faroles. Pasaron la última bandera, pasó, mirando atrás con terrible intensidad, la última mujer llorosa. La oleada proletaria se retiró lentamente de la Plaza Roja…

Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no lo hay en ningún cielo, un reino por el cual es una dicha morir…» ( (Reed, John – Diez Dias… Cap. X)

Trotsky – Historia de la revolución rusa ( audio libro audiolibro mp3 )

 

 

 

 

 

 

 

 

A continuación tenéis el enlace a la grabación en mp3, capítulo a capítulo, de la monumental obra de LEON TROTSKY, HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN RUSA, de acuerdo a la esmerada y brillante traducción de Andreu Nin.

Se trata de una obra única en su género que, uniendo autobiografía, descripción histórica, reflexión filosófica y política, sumerge al lector en las entrañas mismas de uno de los acontecimientos más importantes y singulares de la historia política de la humanidad. Abrumadora en el contenido, en el ritmo y a forma, además destaca por una belleza literaria difícil de igualar. Sin duda, es una joya absoluta.

Que la disfrutéis tanto como yo! 😀

Aunque esta obra ya es de dominio público, al igual que todos los documentos y grabaciones del blog está destinada a personas con deficiencias visuales.

LINK

TROTSKY – HISTORIA DE LA REVOLUCION RUSA

 

Maquiavelo – Obras ( audio libro audiolibro mp3 )

Maquiavelo – Obras (Gredos, Jose Manuel Forte Mongue)

La obra que sigue a continuación es la recopilación de las Obras de Nicolas Maquiavelo, en la edición de Gredos y traducción de Juan Manuel Forte Mongue.

  • El Príncipe (Voz sintetizada)
  • El Principe (Voz AMA)
  • El arte de la guerra (Voz sintetizada)
  • Tito Livio (Voz sintetizada)
  • Castruccio Castracani (Voz sintetizada)
  • La situación en Florencia (Voz sintetizada)

Como todas las grabaciones y documentos de este blog, está destinada exclusivamente a personas que por una deficiencia visual tengan dificultado o impedido el acceso a la lectura en papel. SI NO ES SU CASO, BAJO NINGUN CONCEPTO DEBE PROCEDER A SU DESCARGA.

LINK

MAQUIAVELO – OBRAS

Padura – El hombre que amaba a los perros ( audio libro audiolibro mp3 )

Padura, Leonardo – El hombre que amaba a los perros

Brillante novela histórica sobre las vidas de Leon Trotsky y Ramón Mercader.

Esta grabación (como todos los documentos y grabaciones incorporados o enlazados en este blog), está destinada exclusivamente a personas con deficiencias visuales que tengan impedido el acceso a la lectura en papel. Si no es su caso, bajo ningún concepto debe proceder a la descarga.

LINK

 PADURA – EL HOMBRE QUE AMABA A LOS PERROS

————————–

[Para quien quiera ampliar información sobre esta temática, en internet también está disponible el excelente documental ASALTAR LOS CIELOS (1996, José Luis López-Linares y Javier Rioyo) ]

INTRODUCCION AL LAICISMO

El próximo martes 2 de octubre, fruto de la colaboración con Valencia Laica y del apoyo de CCOO-PV e INTERSINDICAL Valenciana, comenzamos un nuevo desafío formativo:

INTRODUCCIÓN AL LAICISMO.

Consistirá en
👉 una charla inaugural a cargo de Valencia Laica, y
👉 4 seminarios monográficos sobre aspectos centrales del laicismo.

  • Ateismo, agnosticismo y religión.
  • Estado y política.
  • Educación y religión.
  • Feminismo y religión.

* La entrada es libre previa inscripción hasta completar el aforo (charla, 50 personas; seminarios, 30).
* L@s participantes recibirán por email el material con el que se trabajará en cada seminario.

INSCRIPCIÓN: https://goo.gl/forms/N8ngZdcTwZM1w5ft1

 

.

Hobsbawm, Eric – La era de la revolución (1789-1848) ( audio audiolibro mp3 )

«Este libro, aunque ha sido escrito por un historiador profesional, no está dirigido a los especialistas, sino a cuantos desean comprender el mundo y creen que la historia es importante para conseguir ese objetivo.»

«El objeto de este libro no es una narración detallada, sino una interpretación y lo que los franceses llaman haute vulgarisation. Su lector ideal será el formado teóricamente, el ciudadano inteligente y culto, que no siente una mera curiosidad por el pasado, sino que desea saber cómo y por qué el mundo ha llegado a ser lo que es hoy y hacia dónde va».

Primer tomo de la gran trilogía histórica (o tetralogía, según se mire) de Eric Hobsbawm: LAS ERAS. Ni Hobsbawm ni su obra requieren más presentación.

  • La era de la Revolución (1789 -1848): «La transformación del mundo entre 1789 y 1848, debida a lo que llamamos la «doble revolución»: la Revolución francesa de 1789 y la contemporánea Revolución industrial británica».
  • La era del Capital (1848 – 1875): «Después de 1848 (, la) extensión de la economía capitalista a todo el mundo»
  • La del Imperio (1875 – 1914): «Apogeo y de la catástrofe final de una época: la de la burguesía liberal»
  • Historia del siglo XX.

¡Que lo disfrutéis!

Las grabaciones que siguen a continuación, como todos los documentos de este blog, están dedicados exclusivamente a personas con deficiencias visuales que tengan impedida o dificultado el acceso a la lectura en papel. Si no es su caso, no debe proceder a la descarga.

LINK

HOBSBAWM – LA ERA DE LA REVOLUCIÓN (1789-1848)

 

Anderson, Benedict – Comunidades imaginadas ( audio audiolibro mp3 )

«Una nación es una comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana» (…) Lo que (…) hizo imaginables a las comunidades nuevas (fue) una interacción semifortuita, pero explosiva, entre un sistema de producción y de relaciones productivas (el capitalismo), una tecnología de las comunicaciones (la imprenta) y la fatalidad de la diversidad lingüística humana.» [Anderson, B. Comunidades Imaginadas]

El libro que hoy os invitamos a leer es COMUNIDADES IMAGINADAS (Reflexiones sobre el origen y difusión del nacionalismo), de Benedict Anderson, todo un clásico de la historiografía contemporánea y del pensamiento social y político. Publicado en 1983, sigue interpelando a nuestro presente con tanta o más brillantez que en el momento de su publicación. A lo largo de sus páginas, el autor sienta las bases de una interpretación materialista del fenómeno «nacional» (en realidad, del fenómeno identitario en general), formalizando muy bien su contexto, condiciones, tipos y fases de desarrollo (revoluciones americanas, nacionalismos centroeuropeos y poscoloniales), casuística y consecuencias, y sus relaciones con la lengua, el marco económico y filosófico, la política colonial e imperial y la religión. Una obra imprescindible para entender el mundo en que vivimos.

El enlace situado al final de este documento lleva a la grabación completa de la obra, en mp3, capítulo a capítulo. Como todos los enlaces de este blog, está destinado exclusivamente a personas que sufran alguna minusvalía que impida acceder a la obra escrita. Quienes no estéis en esa situación no debéis descargarla. Pero compradla y leedla: no os defraudará.

LINK

ANDERSON, BENEDICT – COMUNIDADES IMAGINADAS